(Bloomberg).- Las sanciones de los Estados Unidos y Europa contra Rusia amenazan con acelerar un abandono del que se ha insinuado desde la crisis financiera global.

Un lugar donde el desplazamiento se ha hecho evidente es Hong Kong, donde la venta de dólares ha llevado al banco central a comprar más de US$ 9,500 millones desde el 1 de julio para impedir un fortalecimiento de su moneda en tanto las sanciones impulsan la especulación sobre un ingreso de dinero ruso.

OAO MegaFon, la segunda mayor operadora inalámbrica de , desplazó parte de su efectivo al dólar de la ciudad. La negociación del yuan chino contra el rublo ruso aumentó el 31 de julio al mayor nivel desde fines de 2010, según la bolsa de Moscú.

Si bien nadie sugiere que el dólar perderá su condición de principal moneda de negocios a la brevedad, su predominio declina. La participación del dólar en las reservas globales ya ha bajado a menos de 61%, mientras que era de 72% en 2001.

El rumor ha crecido desde la crisis financiera de 2008, que comenzó en con el derrumbe de los préstamos hipotecarios subprime, y los principales países de mercados emergentes, entre ellos Rusia, se han propuesto concretar más negocios en sus propias monedas.

"La crisis hizo que se repensara el mundo de supremacía del dólar en que vivimos", dijo Joseph Quinlan, estratega jefe de mercado de U.S. Trust –de Bank of America Corp.-, que administra unos US$ 380,000 millones. "El giro negativo (que ha dado la relación) entre Rusia y Occidente en relación con las sanciones puede ser un acelerador hacia un mundo más multimonetario".

La transformación podría llevar 25 años, durante los cuales el dólar permanecería "en la cima" a pesar de que el papel de otras monedas se fortalecería, dijo Quinlan el 4 de agosto por teléfono desde Nueva York.

Embargo de armasEstados Unidos y la anunciaron el 29 de julio nuevas restricciones al comercio con Rusia debido al apoyo a los insurgentes en Ucrania. Las nuevas sanciones limitan el acceso de los bancos estatales a los mercados de capital europeos y estadounidenses. Europa también impuso un embargo a la venta de armas, mientras que los Estados Unidos agregaron un astillero a una lista de entidades de tecnología de defensa bloqueadas.

MegaFon, una compañía con sede en Moscú que no ha sido objeto de sanciones, traslada fondos a dólares de , dijo el máximo responsable financiero, Gevork Vermishyan, en entrevista telefónica de la semana pasada. La operadora inalámbrica del multimillonario Alisher Usmanov tradicionalmente ha mantenido su efectivo en moneda extranjera en dólares estadounidenses y euros, según la compañía.

También OAO GMK Norilsk Nickel, el mayor productor del mundo de níquel y paladio, mantiene parte de su efectivo en la moneda asiática, dijeron la semana pasada dos personas familiarizadas con el tema que pidieron que no se revelara su identidad porque la información no es pública.