Módulos Temas Día

Ritmo frenético de ventas de deuda latinoamericana se disipará

Las empresas y los gobiernos anunciaron ventas por US$ 37,000 millones en bonos en enero después de recurrir a los mercados para recaudar US$ 240,000 millones el año pasado.

Améríca Latina

Améríca Latina

Améríca Latina

América Latina solicitó la mayor cantidad de créditos el mes pasado, exprimiendo hasta la última gota de una era de tasas de interés históricamente bajas. Es casi seguro que el ritmo se desacelere a medida que aumenten los rendimientos y los inversores contemplen las elecciones presidenciales en tres de las economías más grandes de la región.

Las empresas y los gobiernos anunciaron ventas por US$ 37,000 millones en bonos en enero después de recurrir a los mercados para recaudar US$ 240,000 millones el año pasado, un máximo de dos décadas. Sin embargo, los rendimientos globales ya han subido más, a medida que los mercados descuentan un mayor ajuste este año de parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Los votantes acudirán a las urnas en Brasil, México y Colombia desde mayo hasta octubre, avivando la incertidumbre política que podría llevar a los inversionistas a exigir primas más altas y a las empresas a retrasar los planes de endeudamiento.

"Hay tres elecciones potencialmente importantes que están haciendo que la gente piense en 2018 con una mentalidad un poco más pragmática", dijo Chris Gilfond, titular de mercados de capital social y de deuda latinoamericanos de Citigroup Global Markets Inc., el principal colocador de bonos de la región en 2017, según las clasificaciones de Bloomberg.

Citigroup y el brasileño Itaú BBA esperan que las ventas de bonos de 2018 no alcancen el monto del año pasado. Deutsche Bank Securities y JPMorgan Chase & Co. pronostican que el volumen permanecerá estable en relación con 2017. Esto es lo que los altos ejecutivos de los cuatro bancos tienen que decir:

Citigroup: Volumen caerá
Los emisores están adelantando sus necesidades de financiamiento para antes de las elecciones, por lo que la actividad en el segundo semestre del año probablemente será menor, reduciendo el volumen total entre un 5% y un 10% dijo Gilfond.

Aun así, no hay falta de interés en América Latina, y en los mercados emergentes en general, ya que los inversores todavía tienen dinero para poner a trabajar. Prevé más emisiones de deuda para el pago de infraestructura.

"Las compañías petroleras poseen una gran cantidad de infraestructura de transporte y procesamiento, muchos de los ductos que utilizan para llevar sus productos al mercado", dijo Gilfond. "Muchas empresas están transfiriendo la propiedad de esa infraestructura y manteniendo los derechos para usarla y controlarla".

Itaú BBA: Cuidado con la volatilidad
Dado que la reciente liquidación declinó, la volatilidad del mercado también será un importante factor determinante para el ritmo de las nuevas ventas de bonos, según Baruc Saez, director gerente de renta fija internacional en Nueva York de Itaú BBA, que se encuentra entre los cinco principales agentes colocadores de ventas de bonos latinoamericanos en 2017.

El apetito por la deuda soberana, cuasi soberana y emisores de primera clase sigue siendo sólido, pero las elecciones, el aumento de los rendimientos en EE.UU. y la volatilidad probablemente dificultarán la actividad.

"El impacto sobre el volumen dependerá de la volatilidad durante el resto del año, pero parece probable que se ubique por debajo de los niveles de 2017", dijo Saez.

JP Morgan: Indicadores fundamentales sin cambios
Lisandro Miguens, titular de mercados de capital de deuda de América Latina de JPMorgan, el segundo mayor agente colocador, dice que los fundamentos no han cambiado. Espera niveles similares de emisiones primarias este año o incluso un poco más altos a medida que el crecimiento económico impulse el gasto de capital corporativo.

Los rendimientos aún cerca de mínimos históricos, la deuda con vencimiento entre 2019 y 2022 y la expectativa de tasas más altas en EE.UU. pueden llevar a los emisores a acuerdos orientados a la gestión de pasivos, como extender vencimientos o reducir costos, pero el ejecutivo también destaca el calendario electoral.

De todos modos, "neto, neto, creo que en su mayoría será positivo", dijo Miguens. Los vendedores "utilizaron completamente" enero como la primera oportunidad para recaudar dinero, dijo. Más oportunidades pueden surgir en marzo, abril, septiembre y octubre debido a grandes amortizaciones y pagos de cupones.

Deutsche Bank: Más o menos lo mismo
"Los inversionistas ven que la liquidación global emana de los mercados desarrollados y aún están optimistas sobre los fundamentos subyacentes en mercados emergentes, y particularmente en América Latina", dijo Matthew Dukes, director de mercados de deuda de capital de Deutsche Bank Securities en Nueva York. Espera volúmenes de emisión similares a los de 2017, con la posibilidad de una mayor concentración al principio del año antes de las elecciones y de tasas más altas.

Los bonos en moneda fuerte seguirán siendo el formato preferido para los inversores mundiales de mercados emergentes, pero el apetito por la deuda en moneda local se mantendrá, según Dukes. Los inversores pueden exigir primas más altas por nuevas emisiones para compensar el riesgo adicional de comprar la deuda.

"El comodín serán, por supuesto, las tasas subyacentes", dijo. "La liquidación de este año ha sido manejable, ya que las tasas siguen siendo bajas sobre una base histórica. Sin embargo, si seguimos viendo una ampliación aquí, eso podría reducir aún más el apetito por emisión en moneda local".

La visión de un economista
Neil Shearing, economista jefe de mercados emergentes de Capital Economics, dice que hay buenas razones para que los emisores recurran a los mercados ahora. Los diferenciales aún son bajos y es solo cuestión de tiempo antes de que los rendimientos se eleven, dado el riesgo político.

"Si estuviera asesorando una emisión, diría: haga todo lo posible para anticipar cualquier endeudamiento que necesite y hágalo lo antes posible", dijo Shearing. "No veo cómo este entorno, esta lectura de la deuda de mercados emergentes puede mantenerse a estas tasas ajustadas durante mucho tiempo".

Leer comentarios ( )