Daniel SarfatyEditorialista@danielsarfaty

El miércoles en la noche, el Ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, anunció una serie de medidas que, aunque en la misma línea que los cuatro paquetes anteriores, se han caracterizado por ser mucho más audaces y directas.

La iniciativa más ambiciosa fue la de reducir el Impuesto a la Renta (IR). El MEF planteó rebajar gradualmente la tasa del –aquel que grava las utilidades empresariales- del 30% actual hasta el 26% en el 2019. Esta disminución, no obstante, será compensada por un aumento en la tasa de dividendos, reservando el beneficio solo para las empresas que reinviertan sus utilidades.

Los también sufrieron modificaciones. El MEF diseñó una nueva escala en la que la los verán una reducción mayor de su tasa impositiva.

Sin embargo, ambas propuestas deben pasar todavía por el filtro del Congreso antes de ser implementadas.

Los cambios inmediatos, que se realizaron por decreto supremo el viernes, incluyen una reducción al y una flexibilización de los requisitos para ejecutar ceses colectivos por causas económicas junto con otras .

En fin, todas estas medidas le han añadido la fuerza que el faltó a los cuatro paquetes anteriores, emitiendo una señal clara para los inversionistas y dejando más dinero en el bolsillo de los consumidores.

La otra cara de la moneda es un proyectado de 2% para el próximo año, pero con mayor inversión y mayor formalidad rápidamente se recuperará la recaudación en el mediano plazo.