Daniel SarfatyEditorialista@danielsarfaty

El miércoles, Alonso Segura anunció que el Consejo de Ministros aprobó un para dinamizar la economía peruana. Con este estímulo, que contempla una inyección fiscal de 0.3% del PBI, el Gobierno habría generado un impacto total de 1.5% del PBI sumando las diversas medidas que ha presentado en lo que va del año.

El último grupo de dispuestas por el MEF tienen un claro objetivo de corto plazo y otro de mediano aliento. En el primer conjunto, por ejemplo, se encuentra el a los funcionarios públicos y las mayores transferencias de los programas sociales. Ambas disposiciones tienen el objetivo de incentivar el consumo en el corto plazo –particularmente durante la época navideña- para que el 2015 no arrastre el pesimismo de este año. Otras medidas con efecto inmediato son las relacionadas a los beneficios tributarios, que sirven para alentar la inversión.

El impulso de mediano plazo incluye S/. 600 millones para ser destinados a obras de pequeña envergadura, pero ejecutables en un plazo relativamente corto. También una tímida reforma a la legislación laboral que solo contempla a jóvenes menores de 24 años (dado que son los menos vulnerables) y algunos recortes a los trámites ambientales, aunque respecto a este último punto, el Ministerio del Ambiente ha salido a desmentir públicamente al MEF.

Las acciones del MEF apuntan a ""renganchar":https://gestion.pe/economia/gran-reto-reenganchar-optimismo-agentes-economicos-afirma-ministro-segura-2108673" las expectativas empresariales, como manifestó Alonso Segura y a aprovechar el efecto psicológico del cambio de año para comenzar con el pie derecho