Un rescate a los tambaleantes podría alcanzar hasta 100,000 millones de euros (US$ 125,000 millones) una vez que sea solicitado por Madrid, dijeron a Reuters el sábado dos altas fuentes de la Unión Europea.

España aún no ha hecho una petición formal de ayuda europea, pero ésta podría darse durante una conferencia telefónica entre ministros de Finanzas de la zona euro, según dijeron las fuentes, que habían participado en una llamada anterior para tratar los detalles técnicos de un rescate.

"La decisión sobre sólo se puede tomar a las 1600 horas (de Bruselas) por parte de los ministros. Madrid todavía no ha pedido ayuda oficialmente", dijo uno de los funcionarios de la UE. "El comunicado mencionará 100.000 millones de euros como el límite máximo", indicaron.

Está previsto que los ministros de Finanzas de la zona euro debatan el asunto en una teleconferencia a las 16.00 horas de Bruselas (14:00 GMT). Antes, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, pidió una "solución rápida".

Varias fuentes europeas de alto nivel dijeron el viernes a Reuters que se espera que España pida ayuda este fin de semana al bloque de la moneda única para recapitalizar sus bancos, convirtiéndose en el cuarto país en solicitar asistencia desde que comenzó la crisis de deuda europea.

Cuando se le preguntó al primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, si esperaba que España pidiera asistencia, respondió a la radio pública sueca: "Creo que es la impresión de todo el mundo. Incluso se habla de cantidades de hasta 80.000 millones de euros".

La carrera para resolver los problemas de los bancos llega después de que la agencia Fitch rebajara la nota de la deuda soberana española en tres escalones a BBB el jueves, subrayando la exposición del sector bancario español al ladrillo y al contagio de la crisis de deuda griega.