Módulos Temas Día

Reinvertir o distribuir: ¿Qué apuesta tomarán las empresas en los próximos años?

El sector financiero y el de servicios han sido los más dinámicos en la reinversión de utilidades durante el 2015, pero el todavía débil crecimiento de la economía genera dudas sobre las expectativas en el corto plazo.

notitle

El nivel de reinversión de utilidades permite conocer las expectativas de crecimiento de los empresarios en torno a su actividad en el corto y mediano plazo; y los últimos resultados no muestran, en lo absoluto, un comportamiento homogéneo entre los diversos sectores.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) reveló que los sectores más dinámicos en la reinversión de utilidades durante el 2015 fueron el sector servicios y el financiero, que del total de la torta reinvirtieron el 38% y el 33% respectivamente.

"Además, este proceso de reinversión se está llevando a cabo en los sectores con mayor dinamismo y con importantes oportunidades de crecimiento como son servicios y el sector financiero", detalla el MEF en su Marco Macroeconómico Multianual 2017-2019.

El sector servicios y el financiero han mantenido un interesante dinamismo en los últimos meses, pese al todavía débil crecimiento de otras actividades. El primero viene creciendo a un nivel mayor al 4%, mientras que el vinculado a la banca bordea el 10%.

Reflejo del futuro El economista principal de BBVA Research, Francisco Grippa, considera que el nivel de reinversión que se observa en estos sectores refleja que las firmas todavía ven espacio para seguir expandiéndose en estos rubros en el corto y mediano plazo.

Sin embargo, en el extremo opuesto la reinversión de utilidades del sector minero e hidrocarburos se ha contraído fuertemente de la mano con el menor atractivo que genera la actividad para los inversionistas, tal es así que en el 2015 solo participó con un 3% del total de utilidades no distribuidas.

En este punto, Juan Mendoza Director de la Maestría en Economía de la Universidad del Pacífico sostiene que este bajo nivel es entendible dado que las empresas del sector no planean grandes nuevas inversiones ante los deprimidos precios de los metales e hidrocarburos, sin contar con los problemas socio ambientales.

Tanto el Banco Central de Reserva (BCR) como el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) esperan que la inversión minera caiga más de 30% este año, luego de que importantes proyectos como Las Bambas y Cerro Verde ya entraron en fase de operación y no se vislumbran nuevos proyectos en el mediano plazo.

Industria débilEn el caso de la actividad industrial los niveles de reinversión también son reducidos con hasta el 15% de la torta durante el 2015, un reflejo de que el sector todavía no espera una recuperación en los próximos años que ameriten un incremento de flujos.

La actividad manufacturera se ha mantenido en rojo en los últimos 12 meses, pero la industria no primaria, la más intensiva en mano de obra, ha sido la más golpeada por la aún débil demanda interna y externa.

"A industria lo vería todavía este año un poco débil en general y sobre todo la no primaria lo vemos contrayéndose este año. El año pasado se acumularon muchos inventarios en el sector pero no hubo ventas y eso ahora se estaría utilizando para atender la demanda,", prevé Grippa.

No obstante, la visión de los economistas para los próximos años no es precisamente similar. Mendoza prevé que el impulso de la producción minera terminará en un par de años y de no encontrarse nuevos motores, la reinversión de las empresas será limitada.

En cambio, Grippa es más optimista y prevé que el cambio de gobierno dará mayor optimismo a los inversionistas y reactivará los diversos sectores de la economía hacia el 2017. "En general este 2016 es como una U donde nos vamos a estabilizar y a partir del 2017 veríamos un rebote, hay nubarrones que se van a ir despejando".

Leer comentarios ( )