En la mesa redonda , se discutieron los desafíos de tener al paciente en el medio del sistema. En esta segunda entrega, presentamos la posición de Marino Costa, exministro de salud.

*

Coincido plenamente con los pilares y la estructura básica del Ministerio de Salud para llevar adelante la reforma.

Bajo el objetivo central de lograr el acceso universal, el Estado no puede ni debe financiar el acceso a seguros de salud al 100% de la población. En el Perú, el que puede pagarse el acceso a un mecanismo de financiamiento de servicio de salud, debe hacerlo. Y los recursos del Estado, que son escasos, deben estar orientados a aquellos que no tienen esa capacidad.

El objetivo nacional debe ser que el régimen subsidiario se vaya reduciendo cada vez más, que haya menos pobreza y que más personas puedan tener acceso a un seguro.

Servicios de alta gamaLa cara opuesta a los servicios de segundo nivel son los de mediana y alta gama.

Los tres subsistemas el sector privado, el seguro social y el sector público nunca han conversado, generándose ineficiencias y barreras entre sí. El problema se agrava enormemente con los servicios de mediana y alta complejidad, porque es necesario la intercambiabilidad de servicios.

Las entidades que gestionan servicios de alta complejidad tienen la responsabilidad de amortizar altísimos costos de inversión, por lo que necesitan de una masa crítica mínima. El encargado natural de estos servicios debería ser Essalud, que podría "prestarlos" a los otros subsectores. No tiene ningún sentido que haya compartimentos.

DIXIT"La resistencia al cambio ha sido el talón de Aquiles de toda administración. Si se legitima la reforma, el camino es fácil"