Módulos Temas Día

Reforma de salud: “El modelo de gestión debe pasar de curativo a primario”

MESA REDONDA. La reforma necesita programas que vayan más allá del 2015 y acorten la brecha, afirmó Fernando Barrios, expresidente de Essalud, en el foro “La salud en el Perú: retos y oportunidades”.

Reforma de salud: “El modelo de gestión debe pasar de curativo a primario”

Reforma de salud: “El modelo de gestión debe pasar de curativo a primario”

Uno de los puntos claves en la mesa redonda La salud en el Perú: retos y oportunidades fue cambiar de paradigma de la gestión de salud: evitar enfocarse en los grandes hospitales y consolidar las redes de atención de primer nivel, como postas o centros de salud locales.

Aquí, las precisiones del expresidente de Essalud, Fernando Barrios, sobre la reforma.

*

Si uno proyecta la brecha, aun tomando en cuenta cualquier acción del Ministerio de Salud, esta se va a incrementar de todas maneras.

Para hacer sostenible la reforma es necesario cambiar de modelo de atención y establecer programas que persistan más allá del 2015. El modelo tiene que pasar de centralizado a descentralizado, de curativo a primario.

El reto de la reforma es alcanzar la sostenibilidad. Sugiero focalizar programas porque la brecha es tan grande que, por más que uno le meta balas a todo, no se va a mover el amperímetro en el largo plazo.

Sin descuidar las enfermedades crónicas, recomendaría enfocarse en la promoción, la prevención, la vacunación y la educación de salud.

Mejores prácticas Los países, para tener una reforma de salud, siguen ciertas buenas prácticas: consolidar una política unitaria y una rectoría única en el sector, cambiar el modelo de atención a uno descentralizado y articulado entre todos los subsistemas, generar incentivos para lograr el apoyo de los stakeholders, fomentar la participación ciudadana y alcanzar un financiamiento sostenible.

El Minsa debe hacer mucho más nítidas sus intenciones con todos los actores del sector y debe trazarse objetivos en claro beneficio del paciente. Por ejemplo, implementar un sistema nacional de historias clínicas electrónicas.

Financiamiento No se necesita más financiamiento sino uno sostenible. El dinero debe seguir al paciente y el financiamiento debe ir a la demanda y no canalizarse hacia la oferta, que es cómo se ha hecho hasta hoy.

Asimismo, se necesita separar el rol financiador del asegurador. La creación del Instituto de Salud es una buena intención, pero es ineficiente y se puede hacer más.

En salud, el privado ya es un aliado y no solo en temas de financiamiento. Las autoridades podrían ser más audaces al impulsar la participación de los privados y no solo limitarse al aspecto de la bata gris. Se debe ir incorporando gradualmente las buenas prácticas de gestión privada en los hospitales públicos, por ejemplo.

Tengamos claro que el sector privado, público y Essalud han hecho grandes inversiones y seguirán haciéndolas. Los sistemas se tienen que fortalecer, no para reemplazarse, sino para funcionar bajo el concepto de co-opetition: a veces compito y a veces coopero.

Alianzas en subsectoresFortalecer el sistema de salud no significa que el Estado tenga que hacerlo todo. Bajo el principio de subsidiariedad, se delega a quien lo hace mejor. Además de las asociaciones público-privadas (APP), se pueden trazar alianzas público-públicas (con municipalidades) y público-ciudadanas.

El fin de una APP es cumplir con la oportunidad, calidad y costo. El costo más relevante no es el de la infraestructura, que pierde significación con los años, sino el del mismo servicio de salud. Y ahí se deberían impulsar los otros tipos de asociaciones.

OTROSÍ DIGOFernando Barrios sostiene que no es justo igualar a un médico que opera un uñero por semana a uno que realiza cinco cirugías al corazón. La escala remunerativa del personal médico debe ser meritocrática y se debe crear incentivos para descentralizar el recurso y redistribuirlo en zonas urbanas.

Leer comentarios ( )