La necesidad de implementar una verdadera es un tema que se viene debatiendo desde hace varios años en el país, pero en campaña electoral se ha vuelto un tema tabú ante lo impopular de la medida, pero ¿realmente no cuenta con el apoyo de la población como se cree?

La última encuesta de Datum revela que el 78% de la población cree que es "muy necesario" emprender una reforma en el empleo, mientras un 21% cree que es "algo necesario" y solo un 1% no sabe o no opina.

Si bien siempre es un flanco fácil de atacar una propuesta que proponga mayor , también es cierto que casi el 70% de los trabajadores se encuentra en la informalidad y no gozan de ningún beneficio, lo que en alguna medida explicaría este clamor una emprender una reforma.

Y cuando se analizan los resultados por segmento, justamente se constata esto. La encuesta de Datum muestra que el nivel socio económico C es el que más clama por una reforma en lo laboral (82.3%), mientras que en el norte y en el sur lo pide el 83% de la población.

Pero en términos generales, el nivel de rechazo a implementar una reforma labor es minoritario en todos los segmentos de la población, sin embargo, tanto Keiko Fujimori como (PPK) se han cuidado mucho en sus propuestas sobre este tema.

Quizá el caso más destacado sea el de PPK que propuso la creación de un seguro de desempleo que remplace a la CTS, pero las críticas lo obligaron a retroceder y ahora asegura que será un cobro adicional para las empresas.

En el otro lado, ha propuesto un nuevo régimen de promoción del empleo juvenil, con incentivos tributarios para las empresas que contraten a los jóvenes, pero no se ha hablado nada sobre la rigidez del mercado laboral.

En cuanto a la economía, el 73% cree que es "muy necesario" que se implemente una reforma, mientras que un 23% dice que es "algo necesario" y solo un 2% sostiene que "no es necesario", una prueba de que la población exige que la mejora económica del país llegue a sus bolsillos.

Los más entusiastas sobre un reforma económica son justamente los del nivel socio económico A/B y C (75%), mientras que en el norte del país el fervor por cambios llega al 76.5% y por grupo de edad son los adultos de 35 a 44 años (76.3%).

Ambos candidatos saben que el rechazo al status quo del modelo es importante y que varios sectores de la población esperan algún tipo de cambios que permitan que el crecimiento económico del país se traduzca en mejores condiciones de vida.

Sobre la , hay un 51% que cree que "es muy necesario" una reforma en este sector, mientras que un 37% dice que es "algo necesario" y solo un 8% afirma que no es necesario.

Llama la atención que en Lima y Callao el porcentaje de los que creen que es muy necesario implementar una reforma en el sector minero sea el más alto (58.5%), mientras que por nivel socio económico sean los del A/B los que más apoyan los cambios (60.6%). Y por grupo de edad son los adultos de 55 a 70 años (56.3%).