Módulos Temas Día

PwC: La autoridad migratoria en Perú no alienta a contratar personal extranjero

Carlos Fernández, gerente del área legal de la consultora, aseguró que se está perdiendo oportunidades de retener talento humano por trabas burocráticas. “El problema es que aún no se ha definido una política migratoria de Estado”, afirmó.

Cada vez más extranjeros ven atractivo al Perú como mercado laboral, pero la regulación para permisos de trabajo establece procesos engorrosos y desalentadores, aseguró Carlos Fernández, gerente del área legal corporativa de PriceWaterhouse Coopers.

"Estamos perdiendo oportunidad de retener o atraer personal extranjero que sería muy útil para nuestras industrias", advirtió.

Por ejemplo, refirió el ejecutivo, La Superintendencia Nacional de Migraciones, pide que el representante del empleador que contrata al extranjero figure como apoderado de la empresa en la web de la Sunat.

"Son dos cosas completamente distintas. Una persona puede tener facultades para contratar personal extranjero o nacional sin necesariamente realizar actividad tributaria. Si el que firmó el documento no aparece como apoderado el proceso se cae", cuestionó.

Asimismo, la superintendencia exige que la resolución aprobada por el Ministerio de Trabajo no cuente con más de quince días de expedición. "Se cae en el sin sentido de tener que ir al ministerio para anular el contrato ya aprobado para que posteriormente expidan otro con fecha actualizada. Es probable que si estás en provincia demores más de quince días", argumentó.

Migraciones además admite solo un procedimiento por persona, es decir, una empleado no puede presentar más de un expediente para ahorrar tiempo.Otro problema –agregó- es que en la carta poder que delega el extranjero solo puede nombrar a una persona. "En mi equipo hay veinte personas, y yo normalmente inscribía a varios para poder mandar a cualquiera", dijo.

Fernández criticó además que se obligue a los extranjeros a declarar que no generarán renta de fuente peruana, con lo cual no pagan impuestos. "Hay una mala interpretación de la autoridad migratoria, pues para ellos al parecer la renta de fuente peruana es literalmente la que paga un empleador peruano", señaló.

"Creo que el problema es que aún no se ha definido una política migratoria de Estado. Las normas de contratación de personal extranjero fueron emitidas en los noventas y los supuestos son diferentes ahora. No tiene ninguna lógica este tipo de trabas que desincentivan la contratación de personal extranjero", reflexionó.

Leer comentarios ( )