ROCÍO BARJA MARQUINArbarja@diariogestion.com.pe

Luego que Chile expusiera los cinco puntos críticos en la negociación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), el Mincetur hizo lo propio y resaltó que las mesas de propiedad intelectual y acceso a mercados son las más complejas en negociar.

"En el caso de propiedad intelectual hemos sido bien claros desde el comienzo en que no estamos en capacidad de ampliar las concesiones más allá de lo alcanzado en el TLC con EE.UU.", reiteró.

En ese sentido, dijo que el hecho que se presenten propuestas en la negociación (como la realizada por Estados Unidos sobre patentes y datos de prueba) no implica que estas se aceptarán.

"Cuestiones como esta hacen que la mesa de propiedad intelectual sea una de las más lentas en sus resultados, justamente porque nos enfrentamos a posiciones más cerradas y antagónicas", anotó.

Desgravación Al respecto, indicó que el Perú tiene un nivel de ambición en el sentido de que todas las partidas estén incluidas dentro de la desgravación arancelaria, pero en algunos casos respetando plazos mayores en sectores sensibles como hilandería, textiles y confecciones.

"La idea es que este proceso , que de por sí es ambicioso y que tiene como meta crear una zona de libre comercio, permita que las nueve partes nos sintamos cómodos", manifestó a Gestión.

En este caso, comentó que el trabajo de Estados Unidos debe centrarse en negociar con las otras partes, lo que ya tiene con Perú en diversas materias. "Hay posiciones como la de Chile, que no quiere dar su brazo a torcer".

Posada subrayó que en los dos años de negociación que lleva el TPP solo se ha cerrado una mesa de negociación (pymes) y restan 24.

"Es una negociación larga y difícil porque son nueve voluntades que deben compatibilizarse. He allí el reto", puntualizó.