La persistente caída de la estimada en 23% para el presente año, en comparación con el 2013, ocasionará nuevas pérdidas para las golpeadas economías de las familias cafetaleras, estimadas en más de S/. 400 millones, advirtió hoy la Junta Nacional del Café (JNC).

Durante el período enero-julio se ha recogido el 90% de la cosecha, estimada en 3'814,000 quintales de 46 kilos, cifra que está por debajo de los 4'965,000 registrados en similar período del 2013, año duramente golpeado por la fuerte alteración climática que provocó el surgimiento de la roya amarilla.

"Esta menor cosecha de 1'151,000 quintales, valorizada en S/. 400 millones, acumula pérdidas por tres años consecutivos a más de 200,000 familias. Esta situación está motivando que se abandonen las fincas para buscar en otras actividades ingresos para sostener las familias", expresó Anner Román, presidente de la JNC.

Dijo que llama la atención que las autoridades del Ministerio de Agricultura y Riego () mantengan un discurso de éxitos sobre el combate a la roya, cuando en todas las regiones se sufre el fracaso de su trabajo y la incoherencia de sus planes.

"La falta de concertación con el sector privado, exportadores y productores organizados empresarialmente, retrasará la recuperación del cultivo y aumentarán los problemas sociales en zonas de pobreza", señaló.

Asimismo, el dirigente cafetalero saludó la formación del grupo de trabajo del café en la Comisión Agraria del Congreso, para analizar la crisis del principal cultivo agrario del país, y concertar planes de corto, mediano y largo.

"Prestaremos nuestra mayor cooperación para articular iniciativas legislativas y fiscalización de la gestión pública agraria. Confiamos que este grupo de legisladores viajen a las zonas de producción para escuchar a los productores", expresó Román Neira.

CosechasEl dijo que la mayor caída de la cosecha del 2014 se da en las regiones cafetaleras de Junín, Cusco, Cajamarca, pero en Puno llega a niveles casi de extinción del cultivo.

Destacó que una de las consecuencias de esta situación es el liderazgo de San Martín como primera región cafetalera, al caer la producción en Junín en más del 43%. En el primer caso se ha obtenido 984 millones de quintales en los primeros seis meses del año, mientras que en Junín ha llegado a 673,000.

Además, Román Neira comentó que la roya ha tenido un menor impacto en Cajamarca y Amazonas, regiones donde los productores realizaron inversiones en rehabilitación y renovación de cafetales.