El , esperará los nuevos estudios que realice Imarpe para decidir sobre la apertura de la primera temporada de pesca del 2016, luego que este organismo concluyera que en el mar peruano aún se registra presencia de aguas oceánicas, de elevada salinidad, persistiendo los efectos de El Niño, pero con tendencia a disminuir.

"El informe del Imarpe, producto del Crucero de Evaluación 1603-04, recomienda seguir monitoreando con el objetivo de verificar si se concreta en el corto plazo una normalización de las condiciones ambientales y la recuperación del stock", señaló el Ministro de Producción, Piero Ghezzi.

[Etiqueta]

Ghezzi dijo que el informe, publicado esta semana, señala que de acuerdo a los pronósticos climáticos de corto plazo, las condiciones oceanográficas del mar peruano van a transitar de un escenario negativo hacia un escenario neutro o frío, que es favorable para la anchoveta, por lo que es necesario continuar monitoreando.

Indicó que estos nuevos estudios permitirán verificar en la práctica la normalización de las condiciones ambientales y si hay una recuperación del stock. "Pese a las condiciones ambientales imperantes, el stock ha continuado con su proceso reproductivo. Pero solo si las condiciones mejoran, se podría decidir la apertura de la nueva temporada de pesca. Esto ocurriría en el mejor de los casos en junio", afirmó.

Sostuvo que Produce mantiene una política adaptativa, que significa que frente a las condiciones cambiantes y anómalas, se deben realizar todos los estudios científicos posibles antes de tomar decisiones sobre la apertura de una nueva temporada, priorizando siempre la sostenibilidad del recurso. "Sólo después de los estudios de Imarpe se toma una decisión definitiva", puntualizó.

[Etiqueta]

Variables alteradasDe acuerdo al informe de Imarpe, producto del Crucero de Evaluación 1603-04, se encontró una biomasa de 4.42 millones de TN. También, que las variables más alteradas durante el evento El Niño fueron la distribución espacial del stock de anchoveta y su patrón de abundancia.

En esta oportunidad, indica el órgano científico, la distribución del recurso se ha reducido, se ha concentrado en la costa y se ha desplazado en sentido sur, con una importante heterogeneidad en la abundancia.

Señala que los modelos climáticos prevén la pronta finalización de El Niño y el tránsito hacia condiciones de normalidad.

"Como se ha visto en anteriores oportunidades, la normalización de las condiciones ambientales suele ir acompañada de la recuperación de todas las propiedades del stock, tanto en lo que se refiere a su biomasa, reclutamiento, distribución espacial, su condición reproductiva y somática. En consecuencia, con el propósito de verificar dicha recuperación, consideramos pertinente realizar en el corto plazo una nueva evaluación del stock", dijo Imarpe.

TAGS RELACIONADOS