Las cerveceras que operan en el mercado nacional cerrarán este 2013 sin incrementar su producción respecto al 2012, aunque sí el , que en el caso de la cerveza blanca que se comercializa en Lima acumuló un incremento de 7.0% en los últimos 12 meses a noviembre, comenta el Scotiabank en su último reporte semanal.

En el 2012 se produjeron 13.6 millones de hectolitros (cada hectolitro es equivalente a 100 litros), nivel que también se alcanzaría este año.

La entidad financiera explicó que esto obedecería a la desaceleración del consumo privado asociado a un menor ritmo de crecimiento del empleo, al menor dinamismo de la actividad económica en provincias, afectada por las menores ventas de sectores exportadores como minería y agroindustria, a la modificación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a las bebidas alcohólicas, que originó un alza de precios al consumidor final, al cambio en los gustos y preferencias del consumidor que estaría optando por y precio, como el whisky, y a factores climáticos, como un invierno más frío y prolongado que afectó las ventas entre el segundo y tercer trimestre del año.

Scotiabank resalta, citando al Ministerio de la Producción, que en los primeros diez meses del año la producción disminuyó en 1.4% respecto a igual período del 2012, sumando 11 millones de hectolitros.

Respecto al incremento del precio a un ritmo superior al Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Lima Metropolitana, que registró un avance acumulado de 3.02% en el mismo periodo, según cifras del INEI, el estudio señala que obedecería a la nueva forma de cálculo del ISC a las bebidas alcohólicas que se introdujo desde mayo pasado. Las cervezas pagarían el mayor monto que resulte de comparar el impuesto calculado mediante el sistema específico recaudando un monto fijo de S/. 1.25 por litro y el impuesto calculado mediante el sistema al valor que aplica una tasa de 30% sobre el precio de venta al consumidor (anteriormente la tasa era de 27.8%).

"Si bien el nuevo cálculo del ISC eleva el nivel de recaudación según el grado de alcohol de las bebidas, esta medida elevaría la carga tributaria, afectando los márgenes de utilidad de las empresas en el sector e incidiendo en la formación de los precios al consumidor", comenta Scotiabank.

La industria cervecera está integrada por el Grupo Backus subsidiaria del grupo anglo sudafricano SAB Miller; AmbevPerú subsidiaria del holding belga brasilero estadounidense Anheuser Bush Inveb; y por Ajegroup propiedad del Grupo Añaños. Además existen otros pequeños productores como Cervecería Amazónica y el Grupo Torvisco.