Tras la adjudicación del , el Gobiero busca que el Perú tenga un complejo petroquímico. Para ello el Ministerio de Energía y Minas (MEM) creó un grupo especial de trabajo para lograrlo y sus primeros resultados estarán listos a fin de año.

"Se ha conformado una comisión en el sector que está analizando el tema para darle viabilidad. Estimo que deberíamos tener resultados concretos al finalizar el año", afirmó el viceministro de Energía, Edwin Quintanilla.

Precisó que lo primero que se definirá en estos estudios será la ubicación de las plantas del , así como la viabilidad y la economía (modelo de negocio) de estas inversiones que llegarían a los US$ 12,000 millones.

La intención del MEM es que el Perú tenga dos tipos de plantas. Las primarias que a partir de etano producen etileno y las más grandes que serán las plantas de transformación.

Explicó que el proceso para que el Perú tenga una petroquímica tiene dos etapas. La primera es la creación de incentivos y condiciones para que esta industria se desarrolle, situación que le corresponde al Estado.

Luego de ello vendrá la actividad privada propiamente dicha, para que las industrias puedan producir etileno, polietileno y otros productos derivados.

"La política del Estado es promover estas inversiones, pero no necesariamente ejecutarlas o hacerlas con inversiones públicas, sino serán como el 100% financiadas por la inversión privada", refirió.

Por su parte el director general de Hidrocarburos del MEM, Juan Ortiz, afirmó que los lugares potenciales para la instalación de plantas petroquímicas están entre Arequipa e Ilo.