(Bloomberg).- Los cuatro presidentes de la Alianza del Pacífico cuyas economías latinoamericanas tiene un PBI conjunto de US$ 2.1 billones afirmaron hoy que la integración es un instrumento de lucha contra la desigualdad y por tal motivo buscarán una agenda común con el Mercosur, liderado por Brasil y Argentina.

Los líderes de México, Colombia, Perú y Chile dijeron que dicho acercamiento impulsará el crecimiento y reducirá la pobreza en "la región más desigual del mundo", como la calificó la presidente de Chile, Michelle Bachelet.

Bachelet y los presidentes Ollanta Humala de Perú, Enrique Peña Nieto de Mexico y Juan Manuel Santos de Colombia planean reunirse con los líderes del Mercosur en noviembre para discutir los puntos en concordancia, según anunciaron hoy en el I Foro Latinoamericano de Bloomberg en Nueva York.

"Estamos enfocados en la integración y en ampliar los mercados", dijo Bachelet. "No vamos a excluir a nadie".

Las cuatro naciones del bloque representan el 37% de los $ 5.8 billones de producción económica de América Latina, en comparación con el 39% de Brasil. En febrero pasado, la Alianza acordó eliminar el 92% de los aranceles sobre los productos objeto de comercio entre sus miembros, mientras que el 8% restante será eliminado gradualmente.

El bloque "no es una alianza política, es pragmática", dijo el presidente Ollanta Humala. "Somos optimistas de que en algún momento podamos ser más que una alianza aduanera".

Costa Rica se encuentra en el proceso de convertirse en el quinto miembro del bloque, mientras que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, dijo hoy en una entrevista que ha conversado con Bachelet sobre la posibilidad de unirse a la Alianza.

Los países de la Alianza del Pacífico también están trabajando en promover el Mercado Integrado Latinoamericano, o MILA. Las bolsas de Chile, Colombia y Perú comenzaron a negociar a través de esta red en 2011, dando acceso a las corredurías en cada nación a información sobre las bolsas de los demás países.