Módulos Temas Día

Polémica en Australia por TLC con Perú frente al TPP11

Si bien el Minerals Council of Australia respalda la postura del comité permanente sobre tratados del Parlamento australiano de ratificar cuanto antes el acuerdo, por otro lado el Australian Fair Trade & Investment Network apoya un pedido de revisar el TLC para evitar duplicidad con el TPP11.

AUSTRALIA

FOTO 3 | Australia. (Foto: Getty)

Sídney, Australia. (Foto: Getty)

El Minerals Council of Australia, el organismo privado más importante de la industria minera de ese país, afirma que una “rápida implementación” del Tratado de Libre Comercio entre Perú y Australia (PAFTA, por su sigla en inglés) generará “más oportunidades” para ambas naciones.

“La recomendación del Comité Conjunto Permanente sobre Tratados (JSCOT) del Parlamento de que Australia debe firmar de inmediato el PAFTA es un mayor reconocimiento del potencial del acuerdo para aumentar el valor de la relación económica de Australia con una de las economías de más rápido crecimiento en América Latina”, dijo la entidad en un documento publicado esta semana.

Según el Minerals Council of Australia (MCA), el “PAFTA brindará beneficios directos a las empresas australianas tales como aranceles reducidos para las exportaciones de bienes a Perú, un mayor acceso para los servicios australianos en el mercado peruano y menores costos comerciales a través de acuerdos aduaneros y administrativos más ágiles”.

El organismo recordó que los commodities mineros y los equipos, tecnología y servicios mineros (METS) dominan la relación comercial de Australia con Perú que totaliza unos US$ 467 millones. En el 2017, siete de las ocho principales exportaciones de mercancías de Australia a Perú fueron METS o commodities mineros.

Bajo el PAFTA, el Perú eliminará el 99.4% de sus aranceles. Para el sector de recursos, esto incluye la eliminación de aranceles sobre el mineral de hierro, cobre, níquel, carbón y aceites y combustibles minerales. El acuerdo también incluye compromisos sobre protección ambiental y salvaguardas para las políticas públicas australianas en materia de salud, educación, bienestar social y regulación ambiental.

“Con una economía similar al tamaño de Vietnam (y más grande que Nueva Zelanda) y una clase media en rápido crecimiento, hay un amplio margen para hacer crecer rápidamente los vínculos económicos de Australia con Perú”, dijo el MCA. “El acuerdo proporciona mayor seguridad y estabilidad en torno a los vínculos de inversión bidireccionales entre Australia y Perú”.

Australia había invertido US$ 440 millones en el Perú para fines del 2017, sobre todo en el sector de recursos, donde varias compañías mineras australianas desembolsan dinero en exploración, asociaciones con empresas locales y actividades mineras operativas.

“El PAFTA mejorará la vida de los peruanos, además de crear empleos y apoyar negocios en Australia. La liberalización comercial ha ayudado a Perú a ser una de las economías de más rápido crecimiento en América Latina desde el cambio de siglo, con un descenso de la pobreza del 52% en el 2005 al 26% en el 2013”, anotó el MCA.

“La legislación de ley de autorización para el acuerdo se presentó en setiembre de este año. El Parlamento debería atender la recomendación del JSCOT para una pronta ratificación en su forma actual, de modo que sus beneficios puedan comenzar a fluir en un futuro cercano”, concluyó.

Posición divergente
Sin embargo, el Australian Fair Trade & Investment Network ( Aftinet), una red de individuos y organizaciones comunitarias que velan por los impactos de la política de comercio e inversión australiana, tiene otra posición.

"Estamos decepcionados, pero no nos sorprende que el informe mayoritario del JSCOT, dominado por el gobierno, haya recomendado la ratificación del TLC Perú-Australia", dijo la coordinadora de Aftinet, Patricia Ranald, hace unos días.

"Aftinet recibe de buena manera la iniciativa de la oposición laboralista de revisar el PAFTA porque duplica el TPP-11 e incluye los denominados ISDS (derechos de inversionistas extranjeros a demandar a gobiernos) que el ministro de comercio de la oposición se ha comprometido a enfrentar en todos los acuerdos comerciales", dijo Ranald.

"Esta promesa surgió del feroz debate sobre el apoyo de los laboristas al TPP-11, que contiene ISDS y otras cláusulas contrarias a la política laboral y que los laboristas ahora se han comprometido a prohibir en la legislación anunciada", agregó.

"La presentación de Aftinet se opuso a ISDS en el PAFTA porque ISDS permite a las corporaciones globales eludir a los tribunales nacionales y demandar a los gobiernos por millones de dólares en tribunales internacionales injustos sobre temas de salud, medio ambiente, derechos indígenas y otras regulaciones de interés público", dijo Ranald.

“Los miembros del comité laboral hicieron comentarios críticos sobre ISDS y recomendaron que el gobierno de la Coalición busque eliminar las disposiciones de ISDS del PAFTA, solicitando que la legislación de implementación se retrase hasta que esto se logre. Sin embargo, esto no cumple con el compromiso de oponerse a la legislación de implementación para los acuerdos que contienen ISDS", agregó.

"Observamos que el informe disidente de los Verdes (Greens) se opuso a la legislación de implementación del PAFTA. Labor, The Greens, Center Alliance y otros diputados independientes tienen una mayoría en el Senado para derrotar la legislación", remarcó. "Hacemos un llamado a los laboralistas para implementar su política y oponerse a la legislación de implementación del PAFTA".

Leer comentarios ( )