Santiago, Chile (AP).- Líderes de los pescadores artesanales de Arica, afectados por fallo de La Haya que recortó 22,000 kilómetros cuadrados de zona económica exclusiva chilena a favor de Perú, se reúnen el miércoles con los Ministros del Interior y de Economía para conversar sobre las compensaciones que necesitan.

Salvador Urrutia, alcalde de Arica, ciudad fronteriza con Perú, explicó que los trabajadores plantearán a los ministros los temas para solucionar "la situación desmedrada, la pérdida económica que tuvieron y que tienen, al perder los territorios de pesca que Chile entregó a Perú a través del fallo de ".

"Entonces van a plantear las compensaciones que ellos consideran mínimas para poder enfrentar su nueva realidad económica", explicó a radio Cooperativa.

Dijo que hay un pequeño grupo de pescadores ariqueños que trabajan más al oeste de las 80 millas, donde está "la pesca de mayor riqueza de los pescadores artesanales de altura, que son los peces que tienen más valor comercial y que a ellos les permite financiarse".

Explicó que el tiburón, la albacora, la palometa, el bacalao, son peces de alto precio y basta que pesquen, por ejemplo, una albacora de 200 kilos, para que salven el presupuesto del mes.

La alude a las capturas de profundidad. "La pesca de altura es más allá de las 150 millas, a veces hasta las 200 millas, a veces tienen que salir a aguas internacionales para capturar esos peces que son muy migratorios", añadió.

Agregó que adentro de las 80 millas se pesca la anchoveta, "que la pescan las grandes goletas de la empresa industrial que la transforma en harina de pescado, pero para los pescadores artesanales eso significa prácticamente nada."

"Esos pescadores que llamamos de altura requieren una compensación muy distinta a la que requiere la empresa industrial porque son pescas diferentes y capacidades económicas diferentes".

La Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, difundió el lunes los nuevos límites marítimos entre Chile y Perú, otorgando al vecino país unos 22,000 kilómetros cuadrados de la que fue zona económica exclusiva chilena por más de 60 años, aunque respetó el Hito 1 como el nacimiento del paralelo que demarca la frontera, como postulaba Santiago, pero cortó la línea en la milla 80, no en las 200 millas como postulaba Santiago.

Ubilla finalmente se quejó de lo que considera es el gran atraso que presenta Arica en comparación con ciudades chilenas aledañas y con la peruana Tacna, a sólo 56 kilómetros de distancia. Opinó que su ciudad está "muy atrasada" en comparación a Tacna, "que sencillamente está boyante, con una gran activación de todo tipo".