ALFREDO PRADO GARCÍAaprado@diariogestion.com.pe

Como adelantáramos, Perú mejoró seis posiciones en el Reporte de Competitividad 2012 – 2013, elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF) de Suiza con el apoyo de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI). Avanzó del puesto 67 (ubicado el año pasado) al puesto 61, de un total de 144 países analizados.

Según el WEF, la mejora de Perú en el Índice Global de Competitividad (IGC) se sustenta, fundamentalmente, en la variable , que se refleja en la estabilidad y sostenibilidad de políticas responsables de gasto y endeudamiento. En esta variable Perú avanzó 31 escalones, del lugar 52 al lugar 21.

Sin embargo, esta mejora sorprendente (en 31 puntos) esconde una maniobra "artificiosa": para el cálculo de esta variable (estabilidad macroeconómica) este año no incluyeron la variable "diferencial de tasa de interés" (tasa activa menos tasa pasiva); en este indicador ocupamos los últimos lugares en el 2011 (puesto 131 de un total de 141 países). Esto explica por qué la variable "estabilidad macroeconómica" mejoró de manera brutal, del puesto 52 al puesto 21.

Dicho lo anterior, también ha mejorado en el reporte 2012 2013- el pilar "tamaño de mercado", Perú escaló tres lugares, del 48 al 45. También avanzó, aunque ligeramente, en la variable "salud y educación primaria", del puesto 97 al 91, como resultado de la reducción de la mortalidad infantil y el incremento del nivel de matrícula en los niños. Si bien Perú, mejoró en las tres variables mencionadas (estabilidad macro, tamaño de mercado, y salud y ), perdió posición en las nueve variables restantes relacionadas al aspecto microeconómico.

RetrocesosLos mayores rezagos del Perú para mejorar su competitividad continúan estando en innovación, en la que descendió este año al dramático puesto 117; en instituciones, en la que bajó al puesto 105; y en , en la que cayó al lugar 89. Asimismo, en la preparación tecnológica, y educación superior y capacitación el país ocupa ahora los puestos 83 y 80, respectivamente.

"Haciendo un análisis serio, y si no hubieran retirado la variable diferencial de tasa de interés, Perú seguramente hubiera retrocedido en el ranking de competitividad del WEF, pues hemos empeorado en nueve variables de las 12 que se consideran en el análisis", opinó César Peñaranda, economista de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

No quiero ser aguafiestas –reiteró-, pero lo cierto es que no hemos avanzado, más bien hemos descendido en temas trascendentales como instituciones, innovación, infraestructura, educación superior y capacitación, preparación tecnológica, etc.

Por su parte, Beñat Bilbao, representante del WEF, tras saludar el ascenso de Perú en el IGC, dijo que la competitividad es cada vez más importante hoy por la incertidumbre que existe en el mundo debido a la crisis europea, baja recuperación de los Estados Unidos y la desaceleración de los mercados emergentes (China).

"Estos eventos podrían afectar la tasa de crecimiento de Perú, por lo que es importante que afiance los pilares en los que muestra debilidad", indicó.

Nivel intermedioBeñat agregó que el Perú se encuentra en un estado de desarrollo intermedio: compite con materias primas y busca eficiencia para reducir costos. Pero señaló que en la medida que el país incrementa su renta y pase a un estado de desarrollo superior, los factores relacionados con educación superior, tecnología e innovación van a jugar un papel más preponderante. "Y estas son, precisamente, las áreas que deberá enfatizar de cara hacia el futuro", recomendó el experto.

CIFRAS Y DATOSSostenido. Perú mejora sostenidamente desde el año 2007 en el ranking de competitividad del WEF.

Clima de negocios. Según el Doing Business 2012 del Banco Mundial, Perú ocupa el segundo lugar en la región con 41 puntos detrás del vecino del sur, Chile.

IMD y Centrum. Perú ocupó el segundo lugar en Sudamérica en el Ranking Mundial de Competitividad elaborado por Centrum Católica conjuntamente con el IMD de Suiza. Se situó en el puesto 44 de 59 países.