El presidente peruano, , y su homólogo portugués, Aníbal Cavaco Silva, anunciaron hoy el fin de la doble tributación entre ambos países con el objetivo de intensificar las relaciones comerciales bilaterales.

Al término de una reunión en el palacio de Belém, residencia oficial del presidente luso, Humala señaló que la visita oficial a Lisboa ahonda en la "voluntad política" de nuestro país de "avanzar" en una mayor integración con Portugal y adelantó que la firma de acuerdos entre ambos países pretende "optimizar" la presencia de empresas portuguesas y peruanas en los dos mercados.

"Si podemos servir de puente para que otras economías lleguen al continente, lo haremos con todo gusto", resaltó Humala sobre el interés de Portugal en mejorar sus exportaciones a .

"América Latina es una prioridad en las relaciones externas de , y Perú en este sentido es un socio indispensable", dijo por su parte el presidente luso, quien recordó durante su intervención que el primer tratado comercial firmado por los dos países se remonta a 1853.

El pacto anunciado hoy para poner fin a la doble tributación permitirá suprimir una traba administrativa a los empresarios lusos y peruanos que deseen abrir líneas de negocio en cualquiera de los dos países.

Este tipo de acuerdos bilaterales permite que los rendimientos obtenidos en el extranjero por un ciudadano del otro país suscriptor del convenio sean gravados con tasas más bajas de las habituales.

Transporte y educaciónHumala, quien también asistió un foro de empresarios lusos, instó a los más de 255 hombres de negocios a invertir en los grandes proyectos de infraestructuras por desarrollar en el Perú, principalmente en los sectores de transportes y energía.

Humala calificó a nuestro país como una "plataforma de " para Europa y Portugal segura y estable dentro de Latinoamérica, que "cumple lo que firma" y que necesita potenciar su industrialización.

"Necesitamos iniciar un proceso de industrialización profunda a través de la educación y mediante la atracción de capitales a largo plazo, no inversiones inestables", afirmó.

Antes de regresar a Lima, el mandatario tiene prevista una visita al Parlamento luso y una reunión con el primer ministro, Pedro Passos Coelho, que concluirá con la suscripción de varios acuerdos bilaterales.