Lima (Reuters) .- El sistema eléctrico de Perú podrá abastecer sin riesgo de racionamiento la creciente demanda de este año y el próximo, pero probablemente con un alza en los costos por la mayor generación con diésel, afirmó el presidente del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES), .

"El problema cambió de foco: de racionamiento pasó a costos", dijo a Reuters el titular del COES.

El tercer mayor productor de cobre del mundo y sexto de oro tiene ahora margen para cubrir entre un 12 a un 15% más que su demanda, que en diciembre alcanzó un máximo de 5,575 megavatios, lo que supera el 6% de margen de reserva operativa de años previos.

Este año aumentaría cerca de un 8%, tras haber repuntado un 6.29% el anterior, dijo el funcionario. El consumo había estado creciendo en torno al 10% en años previos, pero una desaceleración de la economía le ha dado algo de alivio al sistema.

"Estamos en una situación más cómoda, (aunque) no es la óptima, donde la posibilidad de racionamiento no se ve hasta el 2017-2018", explicó Butrón. Sin embargo, sostuvo que a nivel nacional se enfrentarían temporadas con altos costos por una creciente generación con diésel.

De los nuevos proyectos que deben abastecer un mercado con una enorme demanda de gigantes mineras, 1,000 megavatios corresponden a un polo en el sur que inicialmente funcionará con diésel y 800 megavatios a las llamadas plantas de reserva fría que son puestas en marcha durante contingencias.

"La diferencia es como pasar de 45 a 180 dólares el megavatio/hora (…) si tuviésemos que usar esa reserva (a diésel) durante un tiempo sostenido el incremento del costo de producción sería significativo,", detalló.