Los representantes del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), de Perú, y del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), de Chile, optimizaron las medidas fitosanitarias que aseguran un adecuado nivel de protección fitosanitaria en el comercio bilateral de y manzana chilena, logro que se expresa en la suscripción de los planes de trabajo para ambos países.

A partir de este protocolo, las exportaciones de palta Hass procedentes del Perú se efectuarán en mejores condiciones de competitividad, puesto que ya no se exigirá el tratamiento cuarentenario; situación que generaba un sobre costo adicional para los productores y exportadores peruanos y daño a las frutas.

El SENASA realizó investigaciones para demostrar que la palta Hass no es hospedero de moscas de la fruta, resultado que permitió a su homólogo, el USDA APHIS de Estados Unidos de Norteamérica, retirar el tratamiento cuarentenario exigido para la importación de esta fruta; sin embargo, el SAG decidió realizar un nuevo análisis de riesgo de plagas, dilatando el ingreso al mercado chileno.

Tras dos años y medio de gestión, finalmente el SAG retira de los requisitos fitosanitarios a la plaga Avocado sunblotch viroid (ASBV), y al tratamiento cuarentenario para las moscas de la fruta; por lo tanto, a partir de la fecha se podrá exportar la palta Hass sin tratamiento.

También se concretó en la reunión de Arica, que la exportación de manzanas de Chile a nuestro territorio se basará en el cumplimiento de medidas fitosanitarias especificas para evitar el riesgo de ingreso de plagas cuarentenarias de importancia para Perú.

De esta manera el SENASA dejó de lado la suspensión temporal que impuso en setiembre de este año a la importación de manzanas fresca procedente del vecino país del sur, ante el inminente riesgo fitosanitario que presentaba la importación de esta fruta.

Los planes de trabajo permitirán la reanudación del comercio bilateral de estas frutas, una vez que sean publicados las respectivas resoluciones en los diarios oficiales de ambos países, el cual se realizará durante el transcurso de la próxima semana.

El SENASA y el SAG iniciarán de esta manera una nueva etapa de trabajo que en los próximos meses establecerá acuerdos de cooperación para mejorar el comercio bilateral entre ambos países, en un marco de mayor seguridad fitosanitaria.