Módulos Temas Día

Pensión 65 pone en la mira a 1,700 beneficiarios cada dos meses para evitar filtraciones

El programa social solicitó un aumento de presupuesto al MEF para aumentar el número de beneficiarios a 600,000. ¿Qué otros planes tiene este programa del Midis?

Pensión 65

Julio Mendigure, director ejecutivo de Pensión 65.

La corrupción está inundando el Perú y cada día se revelan más casos y audios que muestran los tentáculos que tiene este mal endémico que afecta al Estado peruano. Esta situación hace que se supervise de una manera más estricta el manejo de los recursos públicos.

Parte de esos recursos se destinan a los programas sociales que maneja el Gobierno Nacional y uno de esos es el Programa Nacional de Asistencia Solidaria , conocido como Pensión 65, que cada dos meses otorga S/ 250 a cada adulto mayor en situación de extrema pobreza en el Perú .

En años anteriores, Pensión 65 ha tenido varios casos de filtraciones que ponían en duda sobre algunos los beneficiarios finales, quienes mentían sobre su situación económica para acceder al dinero que salía del Tesoro Público.

Julio Mendigure, director ejecutivo de Pensión 65, mencionó que Pensión 65 tiene 540,000 usuarios , que se ubican en 1,874 distritos del Perú y de los cuales se ubican principalmente en zonas rurales o periurbanas.

“A lo largo del tiempo, hemos implementado un conjunto de mecanismos para darle confianza y seguridad no sólo a los usuarios sino también a los gestores, a los organismos de control y en general a la ciudadanía”, indicó a Gestión.pe.

Con algo más de 100 días en el cargo, mencionó que las filtraciones de malos usuarios siempre ha sido un riesgo para el programa social y ahora se realizan cotejos masivos de información de los beneficiarios con un total de 14 instituciones públicas.

“Hacemos esta labor con la Sunat, el Seguro Integral de Salud (SIS), EsSalud, la Oficina de Normalización Previsional (ONP), la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), los ministerios, con la finalidad de detectar tempranamente y antes de hacer las transferencias, a las personas que no estén en situación de extrema pobreza y se beneficien de manera irregular con los recursos que deben ir a los más pobres”, declaró.

Precisó que este intercambio de información ha permitido reducir los casos de filtraciones irregulares a su “mínima expresión” y eso quedó establecido en los últimos exámenes de control de la Contraloría General de la República.

“Se han detectado unos pequeños casos que luego los hemos verificado en campo y hemos visto que eran personas que tenían registrados automóviles pero que en realidad eran motos antiguas que ya no son útiles o son propietarios de terrenos pero que son baldíos o improductivos”, explicó.

Pese a ello, detalló que los gestores de Pensión 65 realizan visitas inopinadas a los beneficiarios y verificar la información proporcionada por el Sistema Nacional de Focalización (Sinafo).

“Aproximadamente son de 1,600 a 1,700 personas que, cada dos meses, debemos revisar su situación. Coordinamos con el Sinafo información para reevaluar su situación”, dijo.

Cambio de enfoque

El director ejecutivo mencionó que este programa social sigue siendo visto como un "programa caritativo" pero se quiere cambiar eso hacia un enfoque de desarrollo, con el cual los adultos mayores accedan a condiciones para que "sean productivos y tengan un envejecimiento saludable".

"A esto lo llamamos envejecimiento con dignidad y ese es el enfoque que nos ha encargado el presidente de la república, Martín Vizcarra, para implementarlo en todo el Perú", adelantó.

Precisó que Pensión 65, con el apoyo del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social ( Midis), han iniciado acciones destinadas a incentivar el envejecimiento productivo en el Perú y un primer grupo de adultos mayores empezaron a generar emprendimientos en coordinación con el programa Haku Wiñay de Foncodes.

"De esta manera se generan ingresos adicionales a los que reciben del programa Pensión 65 y es que hay un sector de peruanos, de 65 a 70 años aproximadamente, que están en todas sus capacidades para seguir siendo productivos", declaró.

Detalló que el 5% de beneficiarios de Pensión 65 forman parte de este cambio de enfoque del programa, lo que significan alrededor de 2,500 adultos mayores, pero se quiere aumentar esta cifra de manera progresiva.

"Pensión 65 no es más un programa asistencialista únicamente sino que es un programa de desarrollo a favor del adulto mayor, esa es la gran innovación que hemos implementado en estos 100 días", subrayó.

Más presupuesto

Por otro lado, indicó que Pensión 65 tiene previsto seguir creciendo y aumentar el número de beneficiarios a un total de 600,000, lo que significará el ingreso de aproximadamente 60,000 personas.

"Estamos proyectando cerrar una brecha y llegar, por lo menos, a 600,000 usuarios, con lo cual estaríamos llegando casi al 90% de cobertura de los adultos mayores que están en pobreza extrema", anotó.

Por ello, explicó que están en plenas gestiones con el Ministerio de Economía y Finanzas ( MEF) para aumentar su presupuesto, que actualmente bordea los S/ 861 millones.

"La idea es llegar a S/ 890 millones al año o bordear los S/ 900 millones, sólo necesitamos alrededor de S/ 35 millones con lo cual estaríamos ampliando la cobertura del programa", aseveró.

El funcionario mencionó que el objetivo del programa es que ese presupuesto adicional se apruebe en lo que resta del año o se implemente para el 2019.

EL DATO
​- Según el último Censo Nacional, el 11.9% de la población peruana es adulto mayor.
- El 60% de la expresión de violencia contra los adultos mayores en el Perú corresponde al olvido o abandono de sus familiares.
- Pensión 65 está articulando con el Minsa la vacunación contra el virus de la Influenza de los 540,000 beneficiarios del programa.

Leer comentarios ( )