El Papa Francisco, en un mensaje especial a los participantes de la reunión anual del Foro Económico Mundial, llamó a los líderes empresariales y políticos del mundo a utilizar la determinación y la visión de futuro en sus esfuerzos para promover y librar al mundo de la exclusión social.

En el mensaje leído por el cardenal Peter Turkson, presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, en el marco de la inauguración de la reunión anual, el elogió el papel fundamental que la empresa ha desempeñado para sacar a un gran número de personas de la pobreza.

También enfatizó en la responsabilidad de los líderes políticos y económicos hacia los más frágiles, débiles y vulnerables. Hizo un llamado a los líderes para usar su innovación, ingenio y experiencia profesional con el objetivo de mejorar las vidas de los que todavía viven en la pobreza.

"El crecimiento de la igualdad … demanda decisiones, mecanismos y procesos encaminados a una mejor distribución de la riqueza, la creación de fuentes de empleo y una promoción integral de , que va más allá de una simple mentalidad de bienestar", dijo.

La 44ª Reunión Anual del Foro Económico Mundial se llevará a cabo del 22 al 25 de enero en la ciudad suiza de Davos, bajo el lema "La remodelación del mundo: consecuencias para la Sociedad, Política y Negocios".

Más de 2,500 participantes de 100 países participarán en el WEF, entre los que se encuentran más de 30 jefes de Estado o de Gobierno y 1,500 líderes empresariales de 1,000 empresas integrantes del Foro, así como emprendedores sociales, jóvenes líderes globales, líderes religiosos y representantes de la sociedad civil, medios de comunicación, el mundo académico y las artes.