Módulos Temas Día

Papa Francisco I: "No debemos resignarnos a aceptar pasivamente la tiranía de lo económico"

Crítico. Cuando era Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio ahora convertido en el nuevo Papa de la Iglesia Católica no dudó en expresar su rechazo tanto al comunismo como al liberalismo.

Polémico. El liberalismo "está dejando un tendal de pobres", dijo. (Reuters)

Jorge Bergoglio, ahora convertido en Francisco I, generó polémica cuando estuvo al frente del Arzobispado de Buenos Aires debido a su posición crítica respecto a temas relacionados con la Iglesia, así como con aquellos de índole social.

Y es que su visión progresista en temas sociales lo llevó a pronunciarse sobre distintos puntos, algunos de los cuales fueron criticados en su país. Lo económico no escapó de sus cuestionamientos.

Comunismo y liberalismo"Así como el comunismo cayó por sus contradicciones internas, este liberalismo también va a caer por sus contradicciones internas", refirió en el pasado el nuevo Papa de la Iglesia Católica.

Ambos modelos económicos fueron aspectos muy criticados por Francisco I tal es así que en algún momento advirtió que "no debemos resignarnos a aceptar pasivamente la tiranía de lo económico".

"El liberalismo económico está dejando un tendal de pobres", afirmaba, y recalcaba que era lamentable que ese modelo "nos haga olvidar que el trabajo es más importante que el capital".

Asimismo, señalaba que "la tarea no debe reducirse a que las cuentas cierren para tranquilizar a los mercados" y exhortaba a realizar un mayor trabajo sobre la sociedad.

Globalización"Para combatir los efectos de la globalización que llevaron al cierre de muchas fábricas y las consecuencias de miseria y desempleo, se tiene que promover el crecimiento económico desde abajo, con la creación de pequeñas y medianas empresas. La ayuda exterior no debería venir sólo en forma de fondos, sino también de reforzar una cultura de trabajo y una cultura política", dijo en tanto en diciembre del 2001 a Francesca Ambrogetti, del diario italiano La Stampa.

Leer comentarios ( )

Ir a portada