Bruselas (Reuters).- Los países de la deberían considerar la adopción de medidas más duras contra los bancos y los asesores fiscales que ayuden a sus clientes a ocultar su dinero en compañías offshore, según un documento publicado por la Comisión Europea.

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE evaluarán la propuesta en su próxima reunión en Ámsterdam el 22 y 23 de abril, en cuya agenda se ha incluido el asunto de la evasión de impuestos, tras conocerse el escándalo provocado por las filtraciones de los .

"Los Papeles de Panamá han puesto de relieve cómo ciertos intermediarios financieros europeos y otros proveedores de asesoramiento fiscal parecen haber ayudado activamente a sus clientes a ocultar su dinero en paraísos fiscales", dijo el documento al que tuvo acceso Reuters.

Los bancos ya están siendo objeto de sanciones financieras y de la retirada de sus licencias de explotación si violan las normas de la UE destinadas a prevenir el blanqueo de dinero.

La Comisión quiere que los ministros de Economía y Finanzas consideren "formas más efectivas de desincentivar" a los prestamistas y asesores fiscales que ayudan a evadir impuestos, señala el documento.

El Ejecutivo de la UE está revisando las normas relativas al blanqueo de capitales y se espera que presente una propuesta legislativa para junio.

Entre sus propuestas también se encuentra la posibilidad de un plan para aumentar la transparencia sobre los dueños y "beneficiarios" en última instancia de compañías y fideicomisos, que a menudo se encuentran ocultos, lo que acaba facilitando la evasión de impuestos.

La normativa vigente de la UE obliga a los estados miembros a crear registros de propietarios de empresas, pero no obliga a hacerlos públicos. En la actualidad los fideicomisos están sometidos a menos requisitos sobre transparencia.