Módulos Temas Día

Pablo Sanguinetti, de la CAF: “Seguro de desempleo ayuda a los jóvenes a elegir a los mejores trabajos”

Iniciativas que fomentan el primer empleo podrían mejorar la empleabilidad de los jóvenes hasta en 40%, y serían una mejor manera de combatir la informalidad, dice Pablo Sanguinetti, director corporativo de Análisis Económico y Conocimiento para el Desarrollo de la CAF.

Pablo Sanguinetti, director corporativo de Análisis Económico y Conocimiento para el Desarrollo de la CAF. (Foto: USI)

Para avanzar en formalización laboral hoy en día se necesita más de políticas públicas integrales que de cambios en la regulación como las reducciones de impuestos, según el especialista, quien comentó a Gestión algunos resultados del Reporte de Economía y Desarrollo – RED 2016, elaborado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), que será presentado hoy en nuestro país.

¿Es posible aumentar la formalidad sin hacer cambios en la actual regulación laboral?No se trata de un tema de regulación únicamente, no es que el empleo formal no se produzca solo debido a las excesivas regulaciones y costos más altos. Nosotros enfatizamos que en el Perú y la región en general la empleabilidad es baja. Las empresas no generan más trabajo formal porque no encuentran la gente idónea que pueda compensar esos altos costos.

¿Y a qué se debe esta baja empleabilidad actual?A que hay mucho trabajo por delante para mejorar la empleabilidad de los trabajadores, y no me refiero a capacitación técnica sino a mejorar sus habilidades cognitivas, organizacionales, de trabajo en equipo, cualidades que no pueden automatizarse. Y esto solo puede lograrse con una estrategia integral, mejorando las políticas públicas en materia laboral.

¿Cuál sería el primer paso para empezar esta estrategia?Primero, la transición de la escuela al mundo laboral. Los jóvenes salen muy mal preparados y cuando buscan empleo no tienen mucha información disponible.

¿Cómo influye esto en la formalización de las empresas?La formalización pasa por que las empresas paguen los beneficios sociales a sus trabajadores, pero si estos son poco productivos o tienen bajas capacidades, no invierten en ellos y por consiguiente no pagan tributos.

Para cambiar esta situación, ¿qué políticas se deberían implementar en el país?Por ejemplo, en Córdoba (Argentina), fuimos a 50 escuelas públicas y les dimos a los chicos de último año información sobre cuánto ganarían con determinado nivel educativo. Les dimos a elegir entre tres opciones: autoempleo, trabajar para una empresa o ser empresario. La mayoría optó por emprendimientos, en segundo lugar eligieron trabajar en empresas formales. Muy pocos optaron por el autoempleo, que entra en el campo de la informalidad.

Después de alcanzarles la información, ¿qué políticas serían más efectivas? La experiencia laboral es muy importante, sobre todo en los jóvenes de hogares vulnerables. Se necesita de programas públicos que generan pasantías en empresas formales. Implementamos un programa así en Córdoba. Luego del 'match' entre empresa y joven, el Gobierno pagaba a la empresa parte de su salario. Tras estar en este programa piloto de trabajo por 12 meses, la probabilidad de que el joven siguiera en la empresa, ya sin el subsidio, aumentó en un 40% .

¿Qué otros programas han tenido buenos resultados? Los que funcionan como un seguro de desempleo. Se piensa que estas iniciativas son solo de índole social, pero también son productivas. Un seguro de desempleo ayuda a que la persona que ha estado seis o siete meses en para pueda elegir un mejor trabajo, pues ya no está obligada a aceptar lo primero que se le presenta.

¿Estas iniciativas pueden sustituir cambios regulatorios?Lo ideal es una combinación de las dos cosas, hay que trabajar en ambas áreas. Hoy en día, las políticas hacen demasiado énfasis solamente en la regulación. Es más efectivo articular, por ejemplo, el trabajo de las agencias de búsqueda de empleo con el seguro de desempleo, en lugar de aplicar las iniciativas por separado.

¿Cómo ve al Perú de hoy con miras a ese escenario?Perú tiene una gran oportunidad. Reconvertir la mano de obra madura es mas complicado, pero el Perú, comparado con otros países de América Latina tiene una tasa de dependencia, es decir, una cantidad de gente joven o jubilada, que se está reduciendo. Van a entrar muchos más trabajadores que los que salen. Cuenta con una fuerza laboral joven.

¿Y qué pasa si esta fuerza laboral joven sigue sin estar bien preparada?Aunque eso no sea lo ideal, sí es positivo que estén en el lado formal. Si el joven encuentra un buen empleo puede desarrollar nuevas habilidades al margen de haber estudiado en una mala escuela. Sus compañeros de trabajo pueden enseñarle mucho. En la empresa informal hay mucho menos posibilidades.

El presidente Kuczynski dijo que los jóvenes deben optar más por carreras técnicas. ¿Está de acuerdo con eso?Cada día están cambiando las habilidades requeridas por las empresas, a medida que avanza la tecnología. Si el sistema educativo no produce buenos futuros trabajadores, el futuro será más complicado. Los trabajos que son rutinarios o poco creativos, en el mundo desarrollado ya se están automatizando. En la región ocurrirá lo mismo.

Leer comentarios ( )