Módulos Temas Día

Osinfor: así fue que el Gobierno retrocedió y decidió su retorno a la PCM

Ante el descontento de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos ( USTR), que buscaba hacer cumplir el TLC, la Cancillería peruana planteó la necesidad de devolver el Osinfor a la PCM, lo que abrió una pugna dentro del Consejo de Ministros. Más detalles aquí.

Tala Ilegal

Ante la deforestación de la Amazonía de nuestro país, el gobierno de Estados Unidos analizaría tomar fuertes medidas contra Perú. (Foto: GEC)

Ante la deforestación de la Amazonía de nuestro país, el gobierno de Estados Unidos analizaría tomar fuertes medidas contra Perú. (Foto: GEC)

Cuando el Gobierno peruano decidió subordinar el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre ( Osinfor) al Ministerio del Ambiente (Minam), las reacciones adversas fueron inmediatas.


A las renuncias de altos directivos de la institución se sumó la indignación de organizaciones ambientalistas y, sobre todo, de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), que consideraba vulnerado el Tratado de Libre Comercio (TLC) bilateral. Tras cuatro meses, el Gobierno peruano dio marcha atrás luego de una discusión que se prolongó durante semanas en el Consejo de Ministros.

En un país donde más del 80% de la madera exportada tiene origen ilícito, según cálculos del Banco Mundial, el Osinfor tiene la enorme responsabilidad de luchar contra la tala ilegal.


Este organismo se constituyó como tal tras la firma del Acuerdo de Promoción Comercial entre Perú y los Estados Unidos, que en su Anexo Forestal estableció la necesidad de que el Osinfor sea “una entidad independiente y separada”, para así realizar una supervisión efectiva de “todas las concesiones y permisos madereros”, lo que protegería los recursos naturales del Perú y los intereses del país norteamericano, afectado por la exportación de madera ilegal.

Desde su creación, en junio del 2008, el Osinfor gozó de independencia en la toma de decisiones, pero también careció de recursos para realizar las supervisiones necesarias, a pesar de lo cual logró “optimizar progresivamente la detección y prevención de infracciones” en el manejo forestal, según señaló el exjefe de la institución, Máximo Salazar, en su carta de renuncia en diciembre pasado. Otros altos funcionarios de la institución también renunciaron en protesta por la decisión de adscribir el Osinfor al Minam.

Además de la pérdida de independencia, los detractores de la medida denunciaban un conflicto de interés, puesto que el Osinfor supervisa también el manejo forestal en comunidades nativas, como las que forman parte del Programa Nacional de Conservación de Bosques, adscrito al Minam. Asimismo, según una publicación de Mongabay Latam, muchas de las comunidades nativas son manipuladas por traficantes de madera para favorecer sus negocios ilegales y por esta razón, el Osinfor les impone considerables multas.

Incluso en algunas ocasiones estas multas generaron dolores de cabeza dentro de dicho programa, según pudo conocer este medio. Por estas razones, señalaban los críticos, el debilitamiento del Osinfor indirectamente favorecería a la cadena involucrada en la exportación de madera ilegal.

Al considerar que se estaba incumpliendo una cláusula del TLC firmado entre EE.UU. y Perú, c ongresistas demócratas de dicho país ejercieron presión sobre el representante comercial de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, quien debía demostrar que el Gobierno de Donald Trump tenía la disposición a hacer cumplir los tratados comerciales que mantiene con otros países, para así obtener el apoyo necesario para suscribir el acuerdo negociado entre los países de América del Norte.

Frente a ello, Lighthizer advirtió que podría aplicar medidas punitivas por el incumplimiento del Anexo Forestal del TLC y solicitó consultas con el Perú, para buscar una salida a la disputa. La entonces ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz (hoy titular del Ministerio de Agricultura), desafió estas advertencias, al asegurar que el Osinfor continuaba siendo independiente y que a los congresistas demócratas solo “les falta información”.

“La pregunta que haría es qué independencia pierde (el Osinfor), porque no va a perder el pliego presupuestal que les corresponde, por citar un ejemplo”, dijo en aquel entonces Muñoz, quien defendía que el Minam era el mejor lugar para el Osinfor, por el trabajo técnico que debía desempeñar.

Pero esta explicación no satisfizo a la USTR, que envió una delegación a Lima, donde se reunió el 21 de febrero con autoridades peruanas, que le facilitaron información sobre la situación del Osinfor. Como lo indicó Muñoz, semanas después de ello debía llegar un pronunciamiento de EE.UU. Según fuentes de Gestion.pe, al iniciar marzo, el Gobierno de EE.UU. ya daba por descontado que el Perú dejaría sin efecto la cuestionada resolución de diciembre.

En conocimiento de que se trataba de una decisión irrevocable, un diplomático de gran trayectoria fue clave para impulsar, desde la Cancillería peruana, el planteamiento de ceder en esta controversia, según dichas fuentes. Así la propuesta habría sido planteada por la Cancillería, cuyo titular es Néstor Popolizio, al Consejo de Ministros, donde generó resistencia. Se prepararon dos distintos proyectos de decreto supremo antes de llegar al que fue publicado ayer, y se solicitó la opinión de todos los sectores.

Pero en el transcurso de esta discusión se mantuvo firme la oposición de dos ministras, según las fuentes de este medio: la ministra de agricultura Fabiola Muñoz y la ministra del Ambiente, Lucía Ruiz, quien antes fue viceministra de la primera cuando Muñoz era titular del Ambiente. Sin embargo, al ser consultada por Gestion.pe, Muñoz se limitó a decir: “Yo no he firmado ninguna opinión al respecto”.

Por otro lado, el decreto supremo publicado ayer dispone una plazo de 10 días para convocar al concurso de selección del nuevo jefe del Osinfor, sin embargo es este punto lo que varía en cada una de las versiones de proyecto de este decreto supremo, a las que tuvo acceso este medio, lo que evidencia que hubo una discusión sobre este tema.

En el primer proyecto de decreto, que empezó a circular dentro del Consejo de Ministros en la segunda semana de marzo, se ratificaba el mecanismo de concurso para la elección del nuevo jefe del Osinfor (establecido por el D.S. 002-2019-Minam) y se mantenía al representante de la Sociedad Civil, la Asociación Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (ONG DAR, designada mediante Resolución Ministerial 065-2019-Minam), como miembro de la Comisión de Selección en dicho concurso.

Primer proyecto de decreto supremo.

Sin embargo, en el segundo proyecto se disponía convocar al concurso para la selección del nuevo jefe y dejar sin efecto tanto el mecanismo establecido para el concurso como la designación de la ONG DAR como integrante de la Comisión de Selección.

Segundo proyecto de decreto supremo.

Pero en la última y definitiva versión , publicada en El Peruano, se hace una combinación de ambos proyectos, al establecer el plazo para convocar a concurso, dejar sin efecto el mecanismo para la selección y sin embargo mantener a dicha ONG como parte de la Comisión de Selección del concurso.

Aunque la ministra Muñoz ayer dijo a este medio que adscribir el Osinfor al Minam nunca fue un error y que la nueva decisión solo obedece a un cambio política pública en la PCM, con miras a fortalecer el sector forestal, el Representante Comercial de los Estados Unidos ha dejado claro que esta medida se tomó en cumplimiento del TLC.

Pero el hecho de que el Gobierno de EE.UU., y no el Perú, haya sido el principal promotor del retorno del Osinfor a la PCM, no evita que quienes días atrás consideraron amenazada la independencia de dicho organismo celebren esta decisión.

Leer comentarios ( )