Londres (Reuters).- La OPEP podría tener que reducir su pronóstico de crecimiento de en un 20 por ciento durante el 2013, dijo el grupo exportador, citando un panorama vago y turbulento para la economía global.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo dejó sin cambios su pronóstico el jueves respecto a su estimación del mes pasado. La demanda crecerá en 810,000 barriles por día (bpd) el próximo año, aunque las probabilidades sugerían que la demanda podría ser menor.

"El potencial riesgo a una baja (en la demanda) tiene mayor probabilidad en el pronóstico que un alza", dijo en un informe mensual. "Por lo cual el panorama sombrío podría reducir el pronóstico del crecimiento de la demanda de petróleo en un 20% el próximo año", dijo la organización.

La OPEP, fuente de más de un tercio del petróleo del mundo, espera que el crecimiento económico mundial se modere a un 3.2% el próximo año desde un 3.3% el 2012, afectado por una expansión levemente menor en y , los dos mayores consumidores del mundo, y la debilidad en la zona euro.

El panorama de demanda de la OPEP es más cauteloso que el del Gobierno estadounidense, que el martes elevó su pronóstico de crecimiento en el consumo de petróleo durante el 2013. El último de los tres grandes reportes de petróleo de este mes, el entregado por la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Para este año, la OPEP dejó su pronóstico de crecimiento en el uso mundial de petróleo casi sin cambios en 900,000 bpd y dijo que el panorama se había estabilizado.

"La demanda superó las expectativas iniciales de una disminución y se movió en una tendencia más estable", apuntalada por un mayor uso de vehículos en la temporada veraniega, las elevadas temperaturas y el cierre de la mayor parte de la capacidad nuclear de Japón", dijo el informe.