Durante la inauguración de la 18 Reunión Regional Americana de la Organización Internacional de Trabajo (), el presidente de la República, , declaró que en lo que va del actual Gobierno se han creado 793 mil puestos de trabajo.

De estos puestos, 250 mil se encuentran en Lima, mientras que 534 mil se encuentran en el resto del país.

"La convergencia entre la política social y la política económica del Gobierno, han demostrado que se puede favorecer la creación del empleo. Se puede permitir mayores ingresos para la población y no son contradictorios", explicó.

Manifestó que la desigualdad y la exclusión se encuentran en el centro de los problemas que afectan el sector laboral.

"En efecto, informalidad, discriminación, bajos salarios, baja productividad laboral, inestabilidad e incertidumbre y riesgos laborales, trabajo infantil y explotación, carencia de seguro social, entre otros males son los que debemos combatir. Son el producto de la desigualdad y la exclusión", dijo.

Añadió que es preciso y urgente atacar la problemática de la desigualdad con políticas públicas inclusivas.

"Esto implica mejorar o crear nuevos mecanismos para estos fines, que generen nuevos equilibrios en nuestros mercados laborales de forma más justa, equitativa para los trabajadores y para las empresas. En este contexto, el rol fundamental del Estado es buscar dichos equilibrios o consensos entre los trabajadores y las empresas, que permitan cerrar brechas de acceso a un empleo decente, fomente la creación de empleos, mejorando la productividad laboral y capacitación de los trabajadores", acotó el mandatario.