El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental () informó hoy que ordenará a Petroperú ejecutar aceleradamente las acciones de remediación ambiental de las zonas afectadas por el derrame de petróleo ocurrido el 25 de enero en el distrito de Imaza, provincia de Bagua, departamento de Amazonas.

Lo mismo deberá ocurrir con las zonas afectadas por el el 4 de febrero en el distrito de Morona, provincia del Dátem del Marañón, departamento de Loreto.

Mediante un comunicado, señaló que los supervisores del OEFA llegaron en 24 horas a las zonas de ambos derrames y procedieron a verificar el impacto sobre el ambiente, la aplicación del Plan de Contingencia que contiene acciones de respuesta inmediata frente a las causas y daños ambientales, y la toma de muestras de agua y suelo.

[ Lea también ]

"Los supervisores del OEFA están recabando indicios probatorios que acreditarían la presunta afectación a la salud de la población", añadió.

El organismo fiscalizador reiteró que de comprobarse la afectación a la salud humana, Petroperú podría ser sancionada con 15,000 UIT, lo que equivale a S/ 59'250,000.

"Teniendo en consideración las roturas ocurridas en los últimos años, se dictará medida preventiva con la finalidad de ordenar a Petroperú, en el marco de lo establecido en su Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA), el mantenimiento efectivo, inmediato e integral del ", puntualizó.

En los tramos en los que el deterioro del oleoducto sea grave, dijo el OEFA, se ordenará el reemplazo de la infraestructura correspondiente.

"Los derrames ocurridos implicarían una situación de reincidencia, debido al derrame ocurrido en Cuninico (Urarinas, Loreto) en junio de 2014, lo que incrementaría la multa a ser impuesta", anotó.

Personal del OEFA permanecerá en la zona con la finalidad de supervisar que se adopten las medidas correspondientes y las acciones establecidas en el Plan de Contingencia hasta que se culmine la remediación ambiental de las zonas afectadas.