El (OEFA) fiscaliza dos derrames de crudo de petróleo provenientes de dos puntos, ubicados en el distrito de Urarinas, provincia y departamento de Loreto, del Oleoducto Norperuano.

Esta infraestructura, que es operada por Petroperú, tuvo un primer derrame en la Estación 1 del oleoducto el 26 de junio. Con la supervisión el OEFA ha solicitado a la empresa el cronograma del plan de remediación y la aplicación del plan de contingencia.

El segundo derrame ocurrió el 30 de junio, a la altura del cruce del Oleoducto Norperuano con el río Cuninico (afluente del río Marañón). Al día siguiente del reporte de emergencia enviado por la empresa, hecho el 1 de julio, el OEFA inició los trabajos de supervisión.

"Se verificó que no hubo presencia de petróleo crudo en el río Cuninico. Sin embargo, a lo largo del ducto, se observó la presencia de paños absorbentes y de algunos peces muertos, como el bagre (Galeichtys peruvianus) y la novia (Trachelypoterus galeatus)", precisó la entidad.

El OEFA señaló que continuará, en los siguientes días, con las labores de supervisión y toma de muestras correspondientes.