Ocho productos: fibras, alfombras de poliéster fosfatos, detergentes, pasta química de madera, papel, cartón, polímero de propileno y envases de plástico, de encadenamiento productivo en la Alianza del Pacífico, afirmó el presidente del Capítulo Peruano del Consejo Empresarial, Samuel Gleiser.

Durante la VIII Cumbre Presidencial del bloque que se realizó hoy en Cartagena de Indias (Colombia), señaló que los empresarios peruanos han realizado importantes avances en la investigación de encadenamientos productivos, VUCE y competitividad logística.

"De la mano con la cooperación del BID elaboramos un estudio para cada uno de estos temas, los cuales tienen como propósito conocer el estado actual de los cuatro países de la Alianza del Pacífico, identificar oportunidades de mejora y de aprovechamiento conjunto, además de encontrar los obstáculos que nos impiden avanzar más y sus posibles soluciones", dijo.

Subrayó que por encima de temas que han concentrado la atención en las últimas semanas, tales como el fallo de la Corte Internacional de La Haya, los empresarios de la región, incluyendo los de Perú y Chile, siguen buscando potenciar el desarrollo común.

Sobre el estudio dijo que se ha avanzado en el hallazgo de encadenamientos productivos que ya se dan entre los países de la Alianza del Pacífico y que sirven como ejemplo para identificar, bajo esos patrones, otros sectores potenciales.

"Por ejemplo, hemos encontrado potencial en el encadenamiento productivo de fibras y alfombras de poliéster entre el Perú y Chile, el de fosfatos y detergentes entre México y Perú, en el de pasta química de madera y papel, cartón entre Chile y Colombia y en el de polímero de propileno y envases de plástico entre Colombia y México", refirió.

Gleiser recalcó que el estudio tiene los patrones comerciales entre los países de la Alianza del Pacífico y de éstos con países de Asia Pacífico.

"Esto permite identificar claramente encadenamientos productivos entre los miembros de la Alianza del Pacífico y, a su vez, analizar potenciales encadenamientos con especial énfasis de destino a los mercados del bloque", indicó.

Entre estos productos están, por ejemplo, cacao en polvo para procesarlo y exportarlo como chocolate. Lo mismo sucede con algunas de las frutas como el mango, la lúcuma, las manzanas, usadas para la producción de mermeladas, confituras, pastas, néctares, jugos, entre otros.

También solicitó al BID que el estudio ponga énfasis en identificar nuevos encadenamientos productivos que surjan de la acumulación de origen de los países de la Alianza del Pacífico.

"Por lo menos el 92% de los productos del universo arancelario tienen 0% de arancel y la mayoría de las partidas arancelarias tienen un solo Requisito Específico de Origen (REO) para los cuatro países, con lo cual puede identificarse un alto grado de productos finales acumulables", explicó.

Finalmente, dijo que es importante utilizar las complementariedades existentes en el caso de productos agrícolas debido a las ventajas que representa tener ventanas y estacionalidades de cosecha que permitirían una mayor presencia internacional de manera permanente.

"Como, por ejemplo, en el caso de paltas, uvas, espárragos, entre otros productos, lo que nos permitirá una mayor presencia en términos de tiempo en el mercado mundial", señaló.