La filtración de 11.5 millones de documentos secretos de la firma panameña , un estudio experto en crear compañías offshore en cualquier paraíso fiscal del mundo, ha despertado una tormenta a nivel global, que salpica a políticos, empresarios, e incluso chefs en Perú. Sin embargo, los principales grupos económicos del país ya habían sido vinculados a estos procedimientos.

OjoPúblico, un medio digital de periodismo de investigación, reveló que ocho grandes grupos económicos del Perú habrían creado matrices y filiales de sus compañías en los principales paraísos fiscales del mundo, hecho que no necesariamente constituye un delito y por el contrario se encuentra supervisado por la Sunat.

La lista de los grupos económicos con la mayor cantidad de empresas 'offshore' en paraísos fiscales la encabeza del Grupo Romero con 12 firmas repartidas en las Islas Bermudas, Caimán, Vírgenes Británicas, Bahamas y Panamá, según el portal de investigación.

El , accionista mayoritario del Banco BBVA Continental, dueño de la aseguradora Rímac, de la Clínica Internacional, de la minera Minsur, del hotel Westin y con negocios en el rubro inmobiliario, turístico y pesquero, tiene cinco empresas en constituidas en las Islas Caimán.

es el otro gran grupo económico que optó por registrar cuatro de sus compañías en Las Bahamas y Panamá, dos de los 43 territorios considerados paraísos fiscales, 'offshore' o "territorios de baja o nula imposición" por la Sunat.

El , uno de los conglomerados económicos peruanos más importantes con participación en minería e industria cuenta con dos sociedades offshore también constituidas en las Islas Caimán: las subsidiarias Hartsdale Capital Inc. y Farragut Holdings Inc.

El de los hermanos Vito y Jorge (69) Rodríguez Rodríguez llegó a Panamá para constituir Maningham Holding S.A dedicada a la fabricación de cemento, cal y yeso; y otras dos sociedades de intermediación financiera: Lakebar Holding y Clarcrest Investments.

, grupo distribuidor de maquinarias, inscribió tres de sus subsidiarias en Panamá. Una de ellas es Gentrac Corporation, sociedad que adquirieron el 2010 junto a las sedes de distribución de Caterpillar en Belice, otra jurisdicción con opacidad financiera.

El grupo agroindustrial D&C, de Samuel Dyer Coriat, inscribió la matriz Camposol Holding Ltd. en Chipre en 2007, en donde tiene el 100% de acciones de otros tres holdings que funcionan en la misma isla del mediterráneo oriental, también bajo sospecha de la Sunat por su nula o baja imposición tributaria.

El , cuyo presidente, Eduardo Belmont Anderson es considerado por la revista Forbes como el cuarto hombre más rico del país, tendría su matriz, Ebel International, en las Islas Bermudas.

Aunque se piense que la principal finalidad de constituir una empresa "offshore" en paraísos fiscales es con la finalidad de pagar menos impuestos, los países considerados paraísos fiscales guardan reserva sobre los dueños de las empresas offshore, por lo que el criterio de confidencialidad es ahora la principal razón de su uso.