Tras ganar las , el reelecto presidente, , anunció en un discurso que en las próximas semanas se reunirá con los líderes políticos para afrontar los retos económicos como el déficit fiscal, a fin de seguir el camino de la recuperación.

"Ustedes han votado por acciones, no para que la política sea como siempre. En las próximas semanas y los próximos meses quiero hablar con los líderes de ambos partidos para afrontar los retos que solo podemos resolver juntos: reducir nuestro , reformar nuestro código fiscal, reformar nuestro sistema de inmigración, reducir nuestra dependencia del petróleo exterior. Tenemos mucho trabajo por hacer", sentenció.

"Nuestra economía se está recuperando. Podemos construir sobre ese progreso y seguir luchando por tener nuevos empleos, nuevas oportunidades y nueva seguridad para la clase media. Queremos un país que haga de su legado el líder mundial en tecnología e innovación con los buenos empleos que van a seguir a ello. Queremos que nuestros hijos vivan en un que no tenga deuda y que no se vea debilitado por la desigualdad", afirmó.

Obama dijo sentir con más confianza y esperanza para sacar adelante a Estados Unidos, y exhortó a los estadounidenses a acompañarlo en esa intención.

"Nunca he tenido más esperanza sobre nuestro futuro. Les pido que apoyen esa esperanza, pero no estoy hablando de un optimismo ciego, ese que ignora la enorme tarea que tenemos frente a nosotros. Siempre he creído que la esperanza es el aspecto más testarudo que nos hace seguir adelante para tener un futuro mejor", enfatizó.

Dijo, además, que su país es generoso e inclusivo con los inmigrantes: "Creemos en unos Estados Unidos generosos, abiertos a los sueños de los hijos de un inmigrante que ha estudiado en nuestras escuelas y que ha rendido homenaje a nuestra bandera".