El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento () inició obras de rural por más de S/. 35 millones en la región Ancash, para mejorar las condiciones de vida de sus pobladores y contrarrestar el alto porcentaje de enfermedades diarreicas agudas (Edas) y desnutrición crónica que afectan principalmente a los menores de cinco años de edad.

El director ejecutivo del Programa Nacional de Saneamiento Rural (PNSR), , indicó que estas obras corresponden al primer paquete de 20 proyectos de instalación de servicios de agua potable y módulos sanitarios en igual número de localidades rurales.

Indicó que estas obras se realizan mediante la administración de la población organizada en Núcleos Ejecutores, quienes serán los que manejarán los fondos asignados a dichos proyectos.

Con los Núcleos Ejecutores la población organizada toma el protagonismo para concretar los proyectos de agua y saneamiento del sector Vivienda en bien del desarrollo comunal.

Durante el evento denominado "Sesión de Orientación e Inducción dirigido al personal externo del Núcleo Ejecutor, autoridades locales y representantes del N.E.", Sevilla sostuvo que este primer paquete de proyectos beneficiará a más de 7,000 habitantes de las zonas más alejadas de Ancash.

Las obras se inician en las localidades de Racracallán, distrito de Huata, e Iscap, distrito de Santo Toribio, en la provincia de Huaylas; Ahijadero y Chuncana, distrito de San Juan, provincia de Sihuas; Pilanco y San Antonio de Taya, distrito de Parobamba, en la provincia de Pomabamba.

Continuarán en otras 14 localidades como son: La Trinidad-Quihuan, en el distrito de La Merced, provincia de Aija; Huallan, del distrito de Eleazar Guzmán Barrón, y Pircay, distrito de Llumpa, en la provincia de Mariscal Luzuriaga.

También en Quingao, en el distrito de Rajash, provincia de Sihuas; Chogo, en el distrito de Pomabamba, provincia de Pomabamba; Yerbabuena, del distrito de Yanama, en la provincia de Yungay; Shillcop, Humacchuco y Loma en el distrito de Yungay, provincia de Yungay; y Punap Santa Rosa, en el distrito de Quillo, también provincia de Yungay.

Además, en Quian, distrito de Culebras, provincia de Huarmey; Chondabamba, distrito de Aczo, provincia de Antonio Raimondi; Cerro Castillo, distrito de Yaután, provincia de Casma; y Tactabamba, distrito de Carhuaz, provincia de Carhuaz.

"Si bien la infraestructura de agua y saneamiento se ejecuta en un periodo de cuatro meses, las capacitaciones se realizan antes de que inicie la obra, durante, y post ejecución, lo que hace un promedio de 12 meses, para garantizar el buen uso, mantenimiento y operación de estos proyectos que deben durar, por lo menos, 20 años", explicó.