Luego de crecer alrededor del 1% en los primeros meses del 2015, el tuvo un menor crecimiento que llegó a 0.9% en mayo y la tendencia continuo en junio, ya que el empleo aumentó en 0.5%.

Según el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), la variación anual del empleo en empresas privadas formales de 10 y más trabajadores de Perú Urbano en junio del 2015 fue 0.5% respecto a junio del 2014, producto del desenvolvimiento positivo de cuatro de las cinco ramas de actividad económica.

[ Lea también ]

"Con este resultado se registraron 67 meses consecutivos con variaciones anuales positivas del empleo. De otro lado, en el periodo junio 2014 – junio 2015 el empleo formal en Perú Urbano se expandió en 1.4%", señaló el ministerio.

Por ramasLa rama de actividad económica con mayor influencia en la variación positiva del empleo fue servicios (2.9%), seguida por las ramas de comercio y extractiva (ambas con 0.2%).

La variación positiva del empleo en la rama servicios se dio en cuatro de las seis subramas de actividad económica, enseñanza; servicios sociales y comunales; establecimientos financieros; y restaurantes y hoteles.

En la subrama enseñanza, la demanda de los servicios en instituciones de educación superior (técnica y universitaria) y básica (primaria y secundaria), explicó la contratación de docentes, auxiliares y personal administrativo.

Mientras que, en la subrama servicios sociales y comunales, para las actividades hospitalarias se requirió un mayor número de médicos, laboratoristas, personal de enfermería y secretarias de piso. Asimismo, el aumento de las actividades culturales y deportivas, justificó el ingreso de personal administrativo, de atención al cliente y de mantenimiento.

En la subrama establecimientos financieros, las mayores solicitudes de tarjetas de crédito/débito y cuentas de ahorro originaron la contratación de personal de atención al cliente, asesores comerciales, analistas de riesgos y créditos. Además, aumentó el número de afiliados a los planes de seguros de vida, por lo que ingresaron corredores, promotores y agentes de seguros.

En tanto, en la subrama restaurantes y hoteles, se incrementaron los servicios por mayor afluencia del público, lo que explicó el mayor requerimiento de mozos, bartenders, anfitriones, cocineros, azafatas, cuarteleros, personal de limpieza y de seguridad.

En la rama comercio, debido a las mayores ventas de productos de primera necesidad en los supermercados y distribuidoras, se contrataron reponedores, cajeros y auxiliares de almacén. Del mismo modo, en las tiendas por departamento ingresó personal de ventas, almacén, despacho, cajas y reposición.

En la rama extractiva, la variación positiva del empleo se registró, principalmente en la subrama agricultura, tanto por las mayores cosechas de paltas hass, uvas de mesa, tomates y espárragos, como por el aumento de las actividades de crianza de ganado vacuno y aves, por lo que se contrataron operarios agrícolas, personal para labores de poda, despachadores y galponeros.