La registró 2.34% al cierre de marzo del 2014, reportó la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc).

Dicha cifra fue superior en 0.04 puntos porcentuales en relación a febrero pasado y 0.34 puntos porcentuales con respecto a marzo del 2013.

De acuerdo al tipo de crédito se aprecia que la morosidad presentó incrementos respecto al mes anterior en corporativos, grandes empresas, pequeñas empresas, consumo e hipotecarios, en 0.02, 0.01, 0.11, 0.03 y 0.07, respectivamente.

En tanto, en los créditos a medianas empresas y microempresas se observó una disminución de 0.13 y 0.15 puntos porcentuales frente a febrero último.

Según Asbanc, el avance de la morosidad en marzo, al igual que en meses anteriores, es parte del proceso de inclusión financiera emprendido por las entidades bancarias, que al penetrar en sectores socioeconómicos de menores ingresos y más riesgosos pueden encontrarse ocasionalmente con sujetos de crédito con escasa cultura financiera que ven desbordada su capacidad de pago cuando hacen un uso ineficiente de los productos a los que accedieron.

Del mismo modo, argumenta que el menor crecimiento de la economía ha provocado que algunas empresas (principalmente pequeñas y microempresas) registren menos ventas y, por ende, reduzcan sus ingresos en comparación con años anteriores, razón que explicaría el incremento de la morosidad en este tipo de deudor.