La calidad de Perú (A3 estable) permanecerá estable hasta finales de 2017 debido a que la mayoría de las compañías calificadas en el país están posicionadas para beneficiarse de la mejoría de las condiciones macroeconómicas bajo el nuevo gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

Según un nuevo reporte de , al cierre de junio, 16 de las 20 compañías peruanas no financieras calificadas por Moody's tenían perspectiva estable, mientras que tres tenían perspectiva negativa y una estaba en revisión a la baja.

Explicó que a pesar del difícil entorno que enfrentan las compañías mineras, sector que contribuyó alrededor de 13.5% del PBI de Perú en el primer trimestre de 2016, el reciente incremento en inversiones generará una contribución más importante a los volúmenes de producción, y el incremento en la producción minera ayudará a soportar el crecimiento del PBI.

[ Lea también ]

"Aunque el sector minero representa una porción relativamente pequeña del PBI de Perú, representa alrededor de 60% de las exportaciones del país y ha sido un impulsor importante para las inversiones", comentó Bárbara Mattos, vicepresidente y jefe de Créditos de Moody's.

Indicó que el cobre y el oro representan más de 48% del total de las exportaciones de Perú, y el crecimiento de la producción de metales ha ayudado a contrarrestar el efecto económico de los bajos precios del cobre.

Moody's señala que las mineras peruanas todavía enfrentan condiciones extremadamente difíciles dentro del sector corporativo debido a que los precios bajos de los commodities, el debilitamiento de la demanda global y la sobre oferta de algunos segmentos, pesan sobre el sector.

No obstante, mencionó que el nuevo gobierno continuará comprometido a dar soporte para el desarrollo de la minería y a resolver los conflictos que ocasionan retrasos, debido a que los metales base y preciosos contribuyen enormemente a las exportaciones y creación de empleos de Perú.

Otros sectores corporativos que pudieran verse "estresados" entre el 2016 y 2017 son el agrícola y el pesquero, debido a que un evento costero potencial de La Niña puede ocasionar volatilidad climatológica, aunque las temperaturas del mar reportadas todavía se encuentran en niveles normales.

Adicionalmente, la confianza está mejorando y se espera que la inversión en infraestructura soporte el crecimiento de ventas del sector de consumo conforme a alrededor de 4.5% en 2017.

"En particular, se espera que los productores de alimentos y bienes para el hogar y cuidado personal registren márgenes sólidos", dice el informe de Moody's.