Ministro Thorne pide no generar incertidumbre sobre gestión de la economía del Perú

“Si la mayoría parlamentaria quiere censurarme puede hacerlo, la Constitución se lo permite”, dijo el ministro a través de su cuenta de Twitter.

El ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, pidió a las fuerzas políticas del Perú no generar incertidumbre sobre la gestión de la economía peruana.

“El Perú no puede parar. No podemos generar incertidumbre sobre la gestión de la economía. Debemos respetar la institucionalidad económica”, dijo a través de su cuenta de Twitter.

Indicó que el pasado viernes fue al Congreso por iniciativa propia para aclarar todas las dudas sobre los audios de la conversación que tuvo con el contralor general Édgar Alarcón.

“Respondí con la verdad a todas las preguntas que recibí”, anotó.

El ministro insistió en decir que las “personas decentes no chantajeamos ni nos dejamos chantajear”.

“Tengo la conciencia limpia, la confianza del presidente (Kuczynski) y la del gabinete. He pedido la del Congreso para seguir trabajando”, enfatizó.

Thorne mencionó que no puede servir bien a los peruanos en su cargo de Ministro de Economía y Finanzas si la mayoría parlamentaria no le renueva su confianza.

“Si la mayoría parlamentaria quiere censurarme puede hacerlo, la Constitución se lo permite. Si no, a avanzar juntos y hacer crecer el país”, añadió.

Finalmente, Thorne dejó un saludo a todos los padres del Perú.

“Un cariño grande a los miles y millones de niños que solo los pueden recordar. Luchemos por una sociedad justa”, finalizó.


ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

Eliminando prejuicios en el mundo de los vide...

Divina EjecutivaFiorella

Los beneficios del "Coworking"

Zona de IntercambioJulio Guadalupe

Hagamos victoria nuestra gratitud

Desafíos para el progresoBanco Interamericano de Desarrollo

Para construir el futuro hay que invertir en ...

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

El momento de las AFP

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO