En línea con la política inclusiva del Estado, el viceministro de Gestión Pedagógica de sector, Flavio Figallo informó hoy que actualmente son 121,254 las personas que reciben Educación Básica Alternativa (EBA) en el país, con lo cual podrán concluir sus estudios primarios y secundarios, dependiendo de cada caso.

Figallo participó de la ceremonia realizada con ocasión del décimo primer aniversario de la EBA, servicio que se ofrece de forma diferenciada a jóvenes, adultos, adultos mayores, reclusos, pescadores artesanales y participantes del Servicio Militar Voluntario.

"La Dirección Básica Especial y la Dirección General de Educación Básica Alternativa, Intercultural Bilingüe y de Servicios Educativos en el Ámbito Rural (Digeibira) están realizando un conjunto de innovaciones en favor de esta población que requiere de un servicio educativo diferenciado", sostuvó.

Por su parte Elena Burga, titular de la Digeibira señaló que aún existe una gran brecha entre los servicios de educación básica regular y la alternativa, por ello demandó que los esfuerzos y la inversión se incrementen cada año de manera prioritaria.

El Ministerio de Educación () cuenta con 829 centros de educación básica alternativa (Ceba) en los cuales trabajan 7,564 docentes.

Igualmente, la EBA se brinda en 29 centros penitenciarios a favor de 1,883 reclusos, en virtud de un convenio suscrito por el Minedu y el Instituto Nacional Penitenciario.

De los más de 121 mil alumnos de EBA, 21.300 participan del Programa de Alfabetización y Continuidad Educativa. De este grupo, 13.400 viven en las zonas del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), así como en Cajamarca, Piura, Lima y Callao.

A través de la EBA son atendidos también 4.486 adultos mayores, precisó el director general de Educación Básica Alternativa, Alberto Hiraoka Mejía.

Con miras a la optimización de este servicio educativo se viene trabajando en el fortalecimiento de capacidades de 7,698 docentes y directores de los CEBA, así como de 260 especialistas en las direcciones regionales de educación (DRE) y en las unidades de gestión educativa local (Ugel).

A ellos se suman 2,300 facilitadores de alfabetización, añadió el funcionario y explicó que hay 4,500 docentes que son capacitados a través de diversos cursos virtuales.