La Junta Nacional del Café () ha solicitado al ministro de Agricultura y Riego, Juan Manuel Benites, la coordinación con su similar de Colombia, para la importación de resistentes a la .

El presidente de la JNC, Anner Román Neira, explicó que de esta manera se podrá asegurar la importación de semillas con un origen garantizado y se combatirá el contrabando que actualmente existe y que pone en riesgo la peruana, pues los pequeños productores que quieren renovar sus plantaciones se ven obligados a comprar semillas de dudosa procedencia.

Sostuvo que los gremios de productores y exportadores han planteado esta demanda desde el año pasado. Y remarcó, que además, es una de las principales recomendaciones que hicieron expertos nacionales e internacionales entre ellos el consultor del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (Cirad), Christophe Montagnon en un reciente evento sobre variedades de semillas de café.

"La cadena de producción de café empieza con la semilla y los plantones, por eso es importante contar con variedades que sean resistentes a las plagas pero además, que produzcan cafés de calidad en taza, y sean demandadas por el mercado. Solo combinando ambas cosas podremos aspirar a tener una caficultura sostenible y mejorar nuestra productividad", refirió.

Garantía de CenicaféEl dirigente cafetalero precisó que el Centro de Investigación del Café (Cenicafe) de Colombia organismo de investigación de la Federación Cafetera de Colombia tiene décadas trabajando en mejorar la productividad y sostenibilidad de su caficultura, con el fin de mantener el reconocimiento que tiene el café colombiano en el mundo, y que nos puede proveer de buenas semillas.

"Hemos reiterado el pedido al ministro Benites para que coordine con el ministro de Colombia, a fin de que se facilite el acceso a semillas de café arábico de las variedades Castillo y Tabi, que tienen calidad garantizada. Esperamos que nos escuche pronto a fin de que puedan ser adquiridas por los productores que accedan a los créditos en el marco del Plan Nacional de Renovaciones", expresó.

Román Neira solicitó al Poder Ejecutivo apoyar la implementación de un programa que permita a los contar con material de garantía, para lo cual se deberá incluir el tema de semilla en el Plan Estratégico Sectorial Multianual, lo cual permite asignar recursos a estas actividades.

Añadió que según Senasa la roya afectó al 55% de las 425,000 hectáreas de área cafetalera que hay en el país, debiendo renovarse por lo menos 100,000 hectáreas, para lo cual el gobierno se ha comprometido en otorgar créditos a un interés no mayor del 10% anual.

"Por ahora sólo se ha brindado créditos para 15,000 hectáreas, pero si no se atiende pronto la gran demanda que existe, la reactivación cafetalera se postergará hasta el 2017, lo que traerá graves consecuencias sociales", advirtió el dirigente cafetalero.