Lima (Andina).- El (Minag) sostuvo hoy que no existen motivos para un aumento del precio final de la leche al no haber evidencias de un incremento en los costos de producción.

"El precio de la leche por tonelada, tanto en dólares como en soles, está por debajo del promedio del año pasado, entonces no hay ninguna razón objetiva para alegar que los costos están subiendo", declaró el ministro de Agricultura, .

La Asociación de Industriales Lácteos (ADIL) señaló recientemente que el precio de la leche podría incrementarse tras el (680 dólares por tonelada métrica) que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) publicó el 12 de octubre.

Von Hesse manifestó que desde el punto de vista técnico de su sector tampoco existe ninguna razón para modificar o reducir la sobretasa actual arancelaria a la leche en polvo.

Agregó que el tipo de cambio está en el nivel más bajo de los últimos años y por lo tanto no hay una presión de costos sobre la producción de leche transformada por lo cual no debería haber temores.

"No tenemos ninguna evidencia de que la estructura de costos de la industria lechera haya subido, con lo cual quiero decir que, por lo menos desde un punto de vista técnico de mi sector, no hay ninguna razón por la cual modificar la sobretasa arancelaria", expresó.

Explicó que el propósito de la banda de precios (sobretasa) no es proteger la producción ni mejorar los costos de la industria, sino es un mecanismo de estabilización de precios.

"Si el precio de la leche en el mercado internacional es decreciente, la sobretasa es un mecanismo para estabilizar el precio justamente para prevenir estas fluctuaciones", remarcó.

Refirió que en estos momentos de caída abrupta de precios, el mecanismo de estabilización de precios se activa automáticamente, en respuesta a una metodología establecida entre el MEF y el Banco Central de Reserva (BCR). "Esto no lo maneja el Minag, es una metodología ya establecida entre el MEF y el BCR y es absolutamente transparente y predecible", comentó el ministro.

Finalmente, aseveró que el Minag hace un monitoreo continuo de la evolución de los precios y que ahora no hay motivo de preocupación.