La explica algunos planes de su gestión para este año y la poco conocida relación entre la violencia de género y el desarrollo económico de un país.

El ministerio acaba de aprobar la creación de la Dirección de Desarrollo y . ¿Cuáles serán sus principales acciones?La relación de dependencia económica con no salir del círculo de violencia doméstica es clara. Se busca una que permita que tanto ella como sus hijos puedan desprenderse del varón agresor. Esa dirección va a permitir articular esfuerzos con otros ministerios y ONG para establecer tareas más específicas dirigidas a que la mujer tenga la capacidad de tener acceso a recursos financieros, productivos y capacitaciones.

¿Serán medidas de promoción o también alguna política como un bono adicional a las mujeres en sus sueldos?Se busca también integrar a todas las organizaciones de mujeres emprendedoras. Pero antes de ello, acortar la brecha de acceso a la propiedad. Solo un 10% de mujeres son propietarias de tierras y eso tiene un vínculo directo con el acceso al financiamiento.

También se busca que las mujeres tengan acceso a una institución que las asesore en tramitología. Que las apoye en trámites como titulación, RUC, registro de marca, formalización de empresas, etc. Hay un número significativo de microempresarias, pero la mayoría es informal.

¿En qué niveles socioeconómicos se registra la mayor violencia por dependencia económica?Lamentablemente la es democrática, se da en todos los niveles a nivel nacional, al margen del nivel de ingresos de los hogares. Pero el mayor nivel de violencia, que puede llegar al feminicidio, se da en los estratos socioeconómicos más bajos, pues hay mayor nivel de dependencia económica.

¿También trabajan en la lucha contra la violencia hacia la mujer en las empresas?Así es. Convocamos a las empresas para recibir el . Las empresas se inscriben e ingresan a un nivel de capacitación de prevención contra la violencia. Ya siete empresas importantes han sido premiadas con este sello. Según un informe del BID, nuestra economía pierde el 5% por la violencia de género.

¿Cómo se llega a generar esta pérdida?En gastos en salud, en inasistencia al trabajo, en educación. Los hijos dejan de estudiar, no llegan a ser profesionales. Porque la víctima no solo es la mujer, sino también los hijos. La lucha contra la violencia debe involucrar al Ministerio de Economía. Muchas veces se piensa que es un tema solo de mujer. Pero también hay consecuencias en la economía. Un estudio de la Universidad San Martín señala que las empresas peruanas pierden más de US$ 6 mil millones al año por la violencia.

¿Cómo se da este impacto?También en gastos en salud, inasistencia al trabajo, pérdida de eficiencia y productividad. Una mujer violentada, o no asiste al trabajo o si lo hace no va a ser lo productiva que sería si viviera en un entorno tranquilo.

¿Cómo se puede combatir este escenario?La violencia no solo debe afrontarse atendiendo a la víctima, pues allí ya entramos tarde. Una tarea clave es la prevención. Por primera vez junto con el Ministerio de Educación introduciremos contenidos contra la violencia en la currícula escolar. Además, capacitamos a más de 400 oficiales y suboficiales para que la atención en las comisarías sea la adecuada.

¿En Perú tenemos una en los directorios de las empresas?No. Yo la propuse como congresista el 2012. Lamentablemente en ese momento recibí críticas, inclusive de mujeres, que consideraban que implicaba el no reconocimiento de capacidades. Pero si fuera así los países nórdicos y la Unión Europea no tendrían su ley de cuotas.

¿Ud. reiterará su propuesta ahora en el Gabinete de Ministros?Así es. La propuesta es una cuota de participación de 30% en directorios tanto en empresas públicas como privadas. Hay países con una cuota de 50%. Aún no ha sido discutido en el Gabinete. Será uno de los retos el 2015.

En Perú en promedio los sueldos de los hombres aún están por encima de los de las mujeres.Así es. Dentro del uno de los objetivos es lograr equidad de remuneraciones e igualdad de oportunidades laborales.