Para César Tello, gerente general del Industrias Nettalco, la posibilidad de que el gobierno determine elevar la Remuneración Mínima Vital (RMV) sería contraproducente para el sector, pues generaría mayor informalidad entre las empresas.

"Nosotros usamos la RMV como un piso para nuestras escalas salariales. Cuando se da un alza en la RMV, nosotros, para no desmotivar a los trabajadores, también subimos las remuneraciones", subraya.

Por su parte José Ignacio Llosa, gerente general de Creditex, refiere que un riesgo externo para el sector es la próxima firma del acuerdo comercial TPP, del cual formarán parte varios países, entre ellos Vietnam, uno de los países competidores del Perú, y EE.UU., nuestro principal mercado de exportaciones.

"Eso va a hacer que en el corto plazo ese país, que venía ganando mercado en EE.UU., acelere ese crecimiento en sus exportaciones a dicho país, y de alguna forma nos pueda quitar espacio en un mercado en el cual ya venimos perdiendo participación ", anotó.

Para el economista Elmer Cuba, director de Macroconsult, resulta preocupante que ni siquiera las empresas informales de los sectores textiles y confecciones de Perú puedan competir con otros mercados como Vietnam y El Salvador. "Eso te está diciendo algo muy grave: hay sobrecostos potentes", subrayó.

De otro lado, Gastón Pacheco, vicepresidente de Adex, refiere que otro riesgo es la falta de reglas claras en la legislación laboral, lo cual puede hacer que muchas empresas se vean injustamente sancionadas por la autoridad laboral. "Sunafil es una espada de Damocles para toda la actividad manufacturera", anotó.

En tanto Carlos Paredes, director de Intelfin, refiere que no cree que haya una visión "antiempresa" en el Gobierno. "Pero sí creo que hay muchas medidas que se dan desde niveles medios de la burocracia que tienen el efecto de ir en contra de la empresa formal y de este sector en particular", agregó.

Mira las notas asociadas: