La cotización del ha tocado su máximo frente al dólar. Si hace 10 años para comprar un dólar se necesitaban 8.5 yuanes, en noviembre de 2012 se necesitan solo 6.22. El valor de la moneda china ha aumentado un 25% en una década.

Esta tendencia va a continuar, y eso tendrá efectos en Estados Unidos, Europa y América Latina, facilitando las exportaciones a China desde estas regiones, considera Fernando Fernández, profesor del .

Para América Latina, a corto plazo, esto es bueno pero en la medida que el consumidor chino se haga más rico y sofisticado pedirá productos de valor mayor añadido, agrega.

Se trata de una oportunidad para América Latina de mejorar el perfil de sus exportaciones, pero un riesgo de perder ese negocio si no lo hace, considera Fernández.

Vea en el video el análisis completo del especialista.