(Reuters).- El complicado ambiente para los operadores de está empeorando en medio de costos galopantes de las transacciones, que algunas firmas han estado traspasando a los clientes, dijo Martin Pratt, director de operaciones de Triland Metals.

Regulaciones más duras impuestas tras la crisis financiera global, así como la iniciativa de la "Bolsa de Metales de Londres".https://gestion.pe/noticias-de-bolsa-metales-londres-3062?href=nota_tag (LME) para fortalecer las ganancias, han golpeado fuertemente a las firmas corredoras, señaló un ejecutivo de una unidad de la firma japonesa Mitsubishi Corp.

"(Con) costos regulatorios más elevados y costos de capital más altos, es un mercado de operaciones mucho más difícil para ganar dinero (…) Toda la industria está bajo presión en este momento. Hemos dicho a nuestros clientes que cuando es un costo adicional que nos cargan a nosotros, buscaremos traspasarlo a otros", indicó Pratt, quien, según fuentes, desechó una oportunidad de encabezar la LME en agosto del año pasado.

se convirtió en el último banco en abandonar buena parte de sus negocios en , uno más en una salida generalizada del área en tanto regulaciones más duras lo hacen menos rentable.

Con la de este importante operador en metales básicos, tres de los cinco bancos más importantes que negocian materias primas han cerrado o reducido en forma significativa sus operaciones con recursos naturales.

Las reglas crediticias más exigentes también pusieron fin a una tendencia de años que permitía que los operadores extendieran líneas de crédito gratis, dijo Pratt. El mes pasado, Triland comenzó a exigir el pago de intereses a sus clientes para líneas de crédito.

"Si las tasas de interés comienzan a subir, el dolor que eso podría causar en el negocio sería bastante significativo", sostuvo el ejecutivo de la empresa con derecho a la sala de corredores de la bolsa de Londres.