La fuerte disputa entre las entidades financieras por atender a las medianas y pequeñas empresas, ha generado algunos estragos en los principales indicadores de las durante el primer bimestre del año. Una muestra de ello son las bajas en los ingresos y utilidades de estas últimas.

Es así que las colocaciones de créditos de las cajas rurales se expandieron a una tasa moderada de 3.3% entre febrero del 2012 e igual mes del año anterior, lo que repercutió en la caída de sus ingresos en 2.4%.

Más aún, en el período de comparación, se registró un ligero deterioro en la calidad de su portafolio crediticio al aumentar su cartera de alto riesgo (créditos atrasados más préstamos refinanciados y reestructurados) de 6.6% a 7.5%, en promedio, lo que contribuyó al descenso de 85% de las utilidades netas del conjunto de las cajas rurales durante el primer bimestre del año.

De esta manera, la rentabilidad patrimonial (conocida por sus siglas en inglés como ROE) de las cajas rurales descendió de 9.4% a 5.5%, según dan cuenta las últimas cifras de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

RankingsEn la tabla de posiciones por colocaciones se mantiene en el primer lugar la , del Grupo BBVA, pero ha perdido el liderazgo en el ranking de depósitos al ser superada por la .

En términos de rentabilidad, las mejor posicionadas son actualmente Los Andes y Credinka, con rendimientos de 27.6% y 15.1%, respectivamente.