Madrid (Reuters).- La Comisión Europea anunció la de la concesión de ayudas estatales para el grupo financiero Bankia y su matriz BFA, aunque España tendría que presentar un plan de reestructuración para la entidad dentro de los próximos seis meses.

Para salvar al grupo financiero, el Estado español convirtió participaciones preferentes por el importe de 4,500 millones de euros en capital social de BFA, la matriz de Bankia, y apoyó al grupo con una garantía de liquidez de 19,000 millones de euros.

"No hay duda de que la entidad experimentará una profunda reestructuración", dijo el comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia. "La conversión de las participaciones preferentes simplifica la estructura accionarial de BFA al convertirse la matriz en una entidad al 100 por cien estatal", dijo Almunia en una nota de prensa.

La decisión de la Comisión no se refiere a la solicitud de BFA para recibir otra inyección de capital de 19,000 millones de euros, ya que la petición sigue siendo objeto de valoración por parte de las autoridades españolas.