Módulos Temas Día

apps

The Economist: Cómo ayudar (económicamente) a empleados en aprietos

A través de una app, la empresa británica de servicios financieros Wagestream ofrece a los trabajadores un adelanto de sueldo para que puedan ‘llegar a fin de mes’ sin endeudarse demasiado.

Préstamos online

Préstamos online

Wagestream es una compañía británica de servicios financieros que adelanta parte del salario de un trabajador a cambio de una tarifa fija de £ 1.75 (US$ 2.30).

(Foto: GEC)

El ciclo de pago mensual es algo a lo que los profesionales se acostumbran rápidamente. Pero para los empleados con trabajos mal remunerados o irregulares puede implicar una verdadera complicación. Con demasiada frecuencia, los recibos llegan antes que los salarios.

Ante esta situación, los trabajadores pueden verse tentados a recurrir a los prestamistas del día de pago. Pero los costos son altos. En Gran Bretaña, incluso después de que la Autoridad de Conducta Financiera impusiera un tope en el 2015, las tasas de interés anualizadas para tales préstamos promedian 1,250%.

Ahora existe una alternativa. Wagestream es una compañía británica de servicios financieros que adelanta parte del salario de un trabajador a cambio de una tarifa fija de £ 1.75 (US$ 2.30). Luego, el dinero se deduce del paquete de pago final. Esto tiene una serie de ventajas para los trabajadores. Pueden lidiar con un déficit de efectivo mientras evitan el círculo vicioso de gastos crecientes y deudas cada vez más grandes.

Una aplicación le dice a cada trabajador cuánto ha ganado en lo que va de este mes, y les permite obtener un préstamo de hasta el 40%. El adelanto promedio es de £ 83 y normalmente se utiliza dos veces al mes. Entre los clientes figuran Rentokil Initial, una compañía de control de plagas, y Stonegate Pubs, que opera cerca de 700 establecimientos en Gran Bretaña.

El sistema funciona para Wagestream porque está expuesto al riesgo crediticio del empleador, no de los trabajadores. Además del cargo a los empleados, Wagestream también gana una comisión de las compañías involucradas. ¿Por qué los empleadores aceptan esto? En parte, se debe a que reconocen que los trabajadores enfrentan problemas de flujo de efectivo, y es más probable que retengan sus servicios si esos problemas son abordados.

Pero la evidencia también sugiere que los empleados trabajan más arduamente cuando tienen un acceso más rápido a su dinero. Wagestream dice que los clientes que contratan trabajadores por hora ven que trabajan 22% más horas después de que los préstamos estén disponibles. Un cliente, una empresa de seguridad, estaba luchando por llenar su lista de horas extra.

Al permitir a los empleados aprovechar el dinero extra inmediatamente después de un cambio a través de Wagestream, la compañía encontró muchos más voluntarios de tiempo extra. En efecto, estos adelantos en efectivo son una forma de salvar el deseo de los trabajadores de recibir pagos semanalmente con la preferencia de los empleadores de pagarlos mensualmente.

El enfoque innovador de Wagestream ha atraído a inversores con un enfoque social. Uno de sus patrocinadores es el fondo Fair By Design, administrado por Emma Steele de Ascension Ventures, una firma de capital de riesgo. El fondo tiene 10 millones de libras en activos y un horizonte de inversión de diez años en el que, según Steele, Wagestream encaja perfectamente.

Entre las otras compañías en la cartera se encuentran Credit Kudos, que apunta a medir la solvencia crediticia de una manera más justa para personas de bajos ingresos, y We Are Digital, que brinda capacitación financiera a los consumidores y ayuda a los pobres a tener acceso a internet.

Fair By Design también es el nombre de una campaña que tiene como objetivo erradicar la "prima de pobreza" que resulta de que las personas pobres paguen más por muchos bienes y servicios. Una investigación realizada por la Universidad de Bristol sugiere que la prima de pobreza en Gran Bretaña promedia un monto de £ 490 por año, del cual alrededor de £ 55 refleja el uso de crédito de mayor costo. Sin embargo, este promedio disimula una división profunda: la mayoría de las familias no usan un crédito costoso, pero las que sí lo hacen pueden pagar £ 540 por año.

La Fundación Joseph Rowntree (JRF), un antiguo grupo contra la pobreza, respalda la campaña y ha invertido en el fondo. Tanya Seeley de JRF dice que abordar la pobreza en el trabajo es uno de los objetivos más importantes de la campaña. La organización benéfica estima que el 72% de los niños que viven en pobreza en Gran Bretaña tienen uno o más padres que trabajan. Eso se compara con solo el 50% a fines de los años noventa.

Por supuesto, permitir que los trabajadores obtengan un anticipo de salario no es una panacea. Si sus salarios no son lo suficientemente altos como para cubrir sus gastos de vida, todavía tendrán dificultades. Pero muchos trabajadores pueden tener problemas cuando se enfrentan a un recibo inesperado, por ejemplo, para reemplazar un electrodoméstico. Eliminar la necesidad de depender de prestamistas costosos es un avance importante. Aunque el servicio se limita a Gran Bretaña en la actualidad, no hay razón para que otras compañías no puedan ofrecer algo similar en otros países.

El ejemplo de Wagestream también es un antídoto útil para aquellos que son demasiado cínicos sobre el capitalismo o las inversiones con conciencia social. A veces, la innovación financiera puede abordar problemas sociales, y se espera que resulte rentable para los inversores éticos, que, después de todo, no son organizaciones benéficas. Los gerentes de activos que buscan al mismo tiempo “hacer el bien y tener éxito” podrían respaldar ideas rechazadas por rivales obsesionados con encontrar el próximo Facebook.

Leer comentarios ( )